Reuters.- El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, renunció el lunes, dijo una fuente del gobierno, en medio de las crecientes críticas debido a su fracaso a la hora de conseguir suministros de vacunas adicionales de Estados Unidos y China.

Araujo, aliado cercano del presidente Jair Bolsonaro, representa a la rama de la derecha ideológica del gobierno y sus ataques contra China, grupos ecologistas y la izquierda eran vistos cada vez más como una distracción a la hora de enfrentar a la pandemia en Brasil.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La partida de Araujo es un golpe para Bolsonaro, pero es parte de las acciones del presidente para abordar la pandemia de manera más seria y frenar una segunda ola que está llevando a los hospitales al borde del colapso.

Leer también: Brasil confía en vacunación para controlar pandemia en segundo semestre

En los últimos días, Araujo molestó a legisladores de alto rango que pedían su reemplazo de manera cada vez más explícita. Estaban irritados por sus críticas contra China, el principal socio comercial de Brasil y una superpotencia productora de vacunas.

La admiración del diplomático por el expresidente de Estados Unidos Donald Trump también era vista como un obstáculo a la hora de convencer al gobierno de Biden para que entregue suministros de vacunas a Brasil.

La salida de Araujo fue reportada inicialmente por el periódico brasileño O Globo. La fuente que lo confirmó solicitó el anonimato ya que la información aún no es pública.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter