EFE.- Volkswagen (VW) desveló este lunes, aparentemente de manera accidental, que está planeando modificar el nombre de sus operaciones en Estados Unidos para convertirse en “Voltswagen of America”, en un claro guiño a su nuevo enfoque en la producción de vehículos eléctricos.

La compañía automovilística alemana inicialmente publicó un comunicado en el que informaba del cambio de nombre, remplazando la “k” por una “t”, con fecha del 29 de abril, pero posteriormente retiró la nota de su web.

Según el comunicado, reproducido por medios de comunicación locales, VW mantendrá el logo con un color azul oscuro para los vehículos que utilicen motores de combustión, mientras que dotará a los vehículos eléctricos (VE) de un logo con un azul claro. VW se ha negado a comentar sobre el comunicado de prensa retirado.

El cambio de nombre ha sido justificado por la compañía, porque es “una declaración pública de la inversión hacia el futuro en movilidad eléctrica” y que” el nuevo nombre y la marca simboliza el potente impulso hacia adelante que Voltswagen ha puesto en marcha, en busca del objetivo de mover a todas las personas con VE”.

En el comunicado, el consejero delegado de VW, Scott Keogh, afirma: “podemos estar cambiando nuestra k por t, pero lo que no estamos cambiando es el compromiso de esta marca con hacer los mejores vehículos para conductores y personas en todo el mundo”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El potencial cambio de nombre de Volkswagen a Voltswagen se produce cuando la compañía todavía está reconstruyendo su imagen en Norteamérica tras el escándalo de las emisiones de motores diésel.

En 2017, VW reconoció oficialmente su culpabilidad en el fraude y aceptó pagar una multa de 4,300 millones de dólares a las autoridades estadounidenses para cerrar el escándalo.

Precisamente este lunes, VW anunció una nueva campaña publicitaria para promocionar el ID.4, el primer vehículo eléctrico que el fabricante lanza en Estados Unidos y su primer VE global.

Las primeras unidades del todo caminos SUV eléctrico ya están llegando a los concesionarios de la compañía en Estados Unidos y estarán a la venta este verano.

El ID.4 Pro 2021 puede ser reservado ahora con tracción en las ruedas traseras a un precio recomendado de 39,995 dólares. El modelo inicial del ID.4, denominado 1st Edition, y del que se han vendido ya todas las unidades disponibles, tiene un precio de 43,995 dólares.

 El ID.4 Pro y 1st Edition están dotados de una batería de 82 kilovatios/hora y un motor síncrono de corriente alterna situado en el eje trasero que produce 201 caballos de potencia. VW dijo que el ID.4 1st Edition tiene un alcance de 250 millas (400 kilómetros).

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El motor eléctrico está alimentado por 12 módulos de baterías con un total de 288 celdas colocadas en el chasis “para crear un centro de gravedad bajo para dinámicas de conducción óptimas así como una distribución del peso extremadamente equilibrada”.

A finales de 2021, VW planea comercializar una versión de tracción a las cuatro ruedas, denominada AWD Pro, con una potencia de 302 caballos. Este vehículo tendrá un precio de 43,675 dólares.