EFE.- Panamá pretende alcanzar la inmunidad de rebaño contra la COVID-19 tras el segundo trimestre del año, luego de haber acordado ya la compra de 7.2 millones de dosis de vacunas.

“El tema de la estrategia de Panamá no es el número de dosis de vacuna, hoy ya tenemos 7.2 millones dosis acordadas, el tema aquí es que las vacunas se entreguen en el momento que las necesitamos y creo que las necesitamos en este segundo trimestre” del año, afirmó a EFE el secretario Nacional de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Investigación (Senacyt), Eduardo Ortega-Barría.

Se pretende vacunar “a 3.6 millones de panameños, que es un poquito más de lo que realmente necesitamos para cubrir al 70% de la población para adquirir la famosa inmunidad de rebaño”, indicó.

El experto y asesor del Gobierno en materia de la vacunación contra el COVID-19 aseveró que ya está vacunado cerca “del 8% de la población”, lo que se ha logrado “a una velocidad de unas 8,000 personas por día, ritmo que quisiéramos incrementar y llegar al menos a 15,000 personas por día, pero eso va depender del número de dosis que recibimos”.

Leer: Panamá exigirá prueba de covid y cuarentena a viajeros de Suramérica

Por ello, Panamá “ha mantenido canales” abiertos con desarrolladores distintos a los de su cartera ya contratada y conformada por Pfizer, de momento el único que está haciendo entregas de dosis al país, AstraZeneca, Johnson & Johnson y el mecanismo COVAX, que incluye además de las dos anteriores a Moderna y Novavax, según explicó el experto.

En las últimas semanas “se conversó con la alemana CureVac, también con Johnson & Johnson y sí, con Sputnik V, con el Instituto Gamaleya (Rusia) y con Sinovac de China”.

“Si lográramos algún acuerdo con algún otro productor que nos entregue las vacunas en el momento en que las necesitamos, se está abierto a esa adquisición adicional de vacunas”, sostuvo el experto panameño.

Varios sectores médicos, empresariales y políticos de Panamá están pidiendo que se busquen proveedores que puedan entregar pronto muchas dosis para avanzar rápido con el proceso de vacunación, vital para la reactivación económica del país, fuertemente impactada por la pandemia.

LAS VACUNAS EN PANAMÁ

“Vamos a traer al país vacunas que son seguras”, destacó Ortega-Barría, que recomendó a la población que se pongan la dosis que esté disponible en el centro de salud que le corresponda.

Tras un fuerte repunte que obligó a una nueva cuarentena casi total en enero pasado, Panamá, que acumula 354,604 casos y 6,109 muertes por el COVID-19, exhibe ahora “una transmisión comunitaria que ha ido disminuyendo paulatinamente”, y una condición que permite “seguir progresando con la vacunación”, aseguró.

La estrella del portafolio ya contratado por Panamá es Pfizer. En principio se acordó con esta farmacéutica 3 millones de dosis, pero hace un mes se elevó la cifra hasta los 5 millones, reveló el doctor Ortega-Barría.

Pfizer ha entregado desde el pasado 20 de enero, cuando comenzó la vacunación, un total de 452,790 dosis según los datos oficiales y a partir de abril seguirá enviado lotes semanales en una cantidad que solo se sabrá uno o dos días antes del embarque, dijo Ortega-Barría.

La cartera panameña de vacunas incluye a AstraZeneca, con 1,092,000 de dosis negociadas bilateralmente además de otras pactadas vía COVAX.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

A final de abril “se van a agregar algunas dosis de la iniciativa COVAX de AstraZeneca, en mayo esperamos que las dosis acordadas bilateralmente con AstraZeneca comiencen a llegar y creo que en ese momento vamos a tener un mayor número de dosis de vacuna para poder entonces acelerar” el proceso de inmunización, indicó el experto.

“En principio queríamos traer la vacuna de Johnson & Johnson (300,000), pero es muy probable que no llegue al país porque la empresa no tiene capacidad para exportarla fuera de EE.UU.”, aclaró.

Sobre la china Sinovac, Ortega-Barría dijo que Panamá “está esperando que sea autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o se someta a aprobación para uso en la Agencia Europea de Medicamentos (EMA)“.

Respecto a AstraZeneca y los “raros” eventos de trombos, recalcó que “los reguladores de Europa y la OMS llegaron a la conclusión que la vacuna es segura y eficaz”, pero que Panamá sigue atenta a las investigaciones en curso porque la utilizará “en la medida que las autoridades regulatorias confirmen la seguridad”, añadió.