EFE.- El Salvador superó el fin de semana los 65,400 casos confirmados de COVID-19 en momentos en los que el país se prepara para el regreso de los estudiantes a las escuelas públicas, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud (Minsal) divulgados este lunes.

Las cifras oficiales indican que los contagios llegaron a los 65,491, mientras que la cifra de fallecidos ascendió a 2,030 y la de recuperados a 62,340.

Las autoridades de salud salvadoreñas se han enfocado en los últimos días en la vacunación de los maestros del sistema público para el reinicio de clases semipresenciales, en las que los padres tendrán la opción de mandar a sus hijos o no a las aulas, el martes.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, indicó la noche del domingo que este lunes se iniciaría la vacunación de los profesores de las escuelas privadas.

El mandatario salvadoreño anunció también que el miércoles comenzará la inoculación del fármaco contra el COVID-19 a personas con “enfermedades degenerativas crónicas y con nuestros adultos mayores”.

Leer: El Salvador: Habilitarán Mega Centro de Vacunación a partir del 12 de abril

Según el Gobierno, al país han ingresado 1.1 millones de dosis de vacunas, lo que “ha permitido inmunizar a casi todo el personal de primera línea que supera las 100,000 personas”.

Son más de 133,300 las vacunas aplicadas, de acuerdo con el ministro de Salud, Francisco Alabí, sin que haya precisado si estas corresponden únicamente a una primera dosis.

De acuerdo con datos compartidos por Alabí, El Salvador se encuentra a la espera de recibir unos 5.6 millones de vacunas de las 6.7 millones que las farmacéuticas “están comprometidas con el país para entregarle”.

El funcionario indicó el pasado 30 de marzo que el país tiene “adquiridas” 6.7 millones de dosis, entre las que se encuentran 2.7 millones donadas por el sistema Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

A estas se sumarían otras 150,000 donadas por China y que se prevé lleguen a El Salvador la noche del martes.

El Salvador ha puesto bajo reserva la información sobre las negociaciones con las farmacéuticas y el plan de vacunación, además todos los datos generados en la toma de pruebas para detectar el virus.