Honduras requiere mejorar sus estrategias de Gobierno para recuperar los niveles de inversión extranjera directa que en algún momento mantuvo, pues había logrado niveles de 1,500 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa (IED).

De acuerdo a informes del Banco Central (BCH) en 2020 el país hondureño tuvo una disminución en inversión extranjera directa del 16% a 372 mdd, cifra de la cual el 51.4% provenía de Norteamérica.

“La disminución de inversión extranjera directa viene desde hace más de 6 años y esto ha sido a causa de la poca institucionalidad y la falta de Estado de derecho”, dijo a BNamericas Luis Larach, expresidente de la asociación hondureña de empresas privadas Cohep.

Mientras tanto, “en los últimos años, el 65% de la IED recibida por Honduras corresponde a utilidades reinvertidas y el país sigue siendo poco atractivo para los inversionistas extranjeros”, dijo el expresidente del BCH, Hugo Pino a BNamericas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Además agrega que “el promedio de IED del 2010 al 2017 fue de alrededor 1,100 mdd. Del 2018 en adelante cae drásticamente… Mientras el presidente esté en el poder, no habrá ninguna forma de mejorar esto”.

Sin embargo, las elecciones nacionales están programadas para noviembre de 2021, con ello se predice un cambio de de liderazgo después de la decisión que se tome, ya que el futuro del presidente Juan Orlando Hernández es incierto, pues su nombre se relacionó en un juicio de un narcotraficante en EE.UU condenado este mes y se suman a esto distintas acusaciones de corrupción.

El presidente del BCH, William Cerrator, señala que este 2021 muestra un desafío para los países, principalmente para atraer inversiones. Se prevé un crecimiento del PIB en Honduras para este año de entre 3.2% a 5.2%, además de que sus niveles de producción anteriores a la pandemia por COVID-19 volverán en 2023, continuando con una histórica caída de 9.0% en el PIB en 2020.

“El único sector de los que presentamos aquí que todavía no crece este año es el sector agrícola, precisamente por el efecto de las tormentas que dieron en el mes de noviembre y que su efecto aún va a abarcar todo este año 2021”, agregó Cerrato.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En cambio, Luis Larach, no considera que las tormentas hayan sido un factor determinante en la caída de la IED, pero consideró que el camino a seguir para acrecentar esta situación, es trabajar arduamente para establecer puestos de trabajo.

“Debemos trabajar en mejorar estas condiciones y así crear un mejor clima de negocios para atraer las inversiones”, comentó Larach. “Con US$1.500 millones de inversión, es el mínimo que requiere el país para generar oportunidades para toda nuestra población”.