EFE.- El Gobierno de Nicaragua anunció este lunes que aplicará el 50% de las 335,000 dosis disponibles contra el COVID-19 a partir de mañana martes, de forma progresiva, hasta abarcar todo el territorio nacional, en lo que resta de abril.

“Son 167,500 primeras dosis con la vacuna Covishield, iniciando mañana y terminando el 30 de abril”, informó la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Murillo no explicó por qué el Gobierno que preside su esposo, el exguerrillero sandinista Daniel Ortega, decidió no aplicar el total de las dosis disponibles, ni brindó fecha de inicio para el 50% que mantiene bajo su custodia desde marzo pasado.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Las 335,000 dosis de Covishield (AstraZeneca) donadas por la India y por países desarrollados a través del sistema Covax, será la segunda vacuna contra el COVID-19 que se aplica en Nicaragua, luego de que el Gobierno inoculó a una cantidad no determinada de personas la Sputnik V, otorgada por Rusia.

En marzo pasado, el gremio médico urgió al Gobierno que aplique las vacunas cuanto antes, para contrarrestar la propagación de la pandemia, pero las autoridades decidieron esperar el fin de la Semana Santa para iniciar con las dosis de Covishield.

Según datos oficiales, el COVID-19 ha matado a 178 personas y otros 6,697 casos han sido confirmados desde que fue declarada la pandemia. Las asociaciones médicas rechazan dichas estadísticas.

Por su parte, el Observatorio Ciudadano Covid-19, que sí goza del respaldo de los médicos, ha reportado 3,014 muertes por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, con 13,312 casos que clasifica como “sospechosos” debido a que las restricciones estatales de las pruebas PCR.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Un estudio de exceso de mortalidad realizado por el Comité Científico Multidisciplinario, con base en datos oficiales, demostró que COVID-19 dejó entre 7,600 y 8,500 muertos hasta agosto pasado, mes en que el Ministerio de Salud dejó de publicar el boletín epidemiológico nacional.

El manejo del COVID-19 en Nicaragua ha sido criticado por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a la falta de restricciones contra la pandemia, la promoción de aglomeraciones, pocas medidas de prevención social, así como la escasa y confusa información sobre el tema.