EFE.- Nicaragua registró en 2020 una caída del 67.4% en el número de visitantes extranjeros y de 61.5% en ingreso por turismo internacional debido a la pandemia del COVID-19, según un informe divulgado por el Banco Central nicaragüense.

El número de turistas que ingresaron a Nicaragua en el 2020 disminuyó un 67.4% respecto a 2019, indicó el banco emisor del Estado en su página web.

Durante el 2019, Nicaragua recibió 1,050,000 visitantes de otros países, es decir que el año pasado recibió 342,300 viajeros, según los datos oficiales.

En tanto, el turismo internacional dejó a Nicaragua ingresos por 198.5 millones de dólares en 2020, un 61.5% menos que los 513.3 millones de dólares captados durante 2019.

Leer: La deuda externa de Nicaragua es de 12,040 millones de dólares, 95.2% del PIB

La actividad monetaria explicó que la actividad turística se vio afectada “ante el cierre generalizado de las fronteras a nivel mundial y las restricciones extensivas de los viajes como medidas para frenar la expansión de la pandemia”.

“En este contexto, Nicaragua enfrentó una reducción en sus ingresos por turismo receptivo por tercer año consecutivo”, indicó la fuente.

¿CONSECUENCIA DE EXCESIVAS RESTRICCIONES?

En septiembre pasado, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) expresó su preocupación por las restricciones de ingreso a Nicaragua ante la pandemia del COVID-19, debido a que, a su juicio, impedían el retorno de los vuelos internacionales a un país que sufre una crisis económica desde 2018.

Actualmente Nicaragua exige a las líneas aéreas que presenten un protocolo sanitario para enfrentar el COVID-19 con al menos 72 horas antes de realizar la operación, más un certificado de fumigación y la lista “detallada de pasajeros ingresando y saliendo, con copia de sus pasaportes”, así como las especificaciones y limitaciones de operación de la compañía y certificado médico de los tripulantes.

Adicionalmente el país exige otros requisitos ordinarios como la licencia de tripulación, póliza de seguro, certificado de operador aéreo, certificación de aeronavegabilidad y matrícula, además del formulario de sobrevuelo y aterrizaje.

Las exigencias del Gobierno nicaragüense, advirtió entonces la Canatur, estarían impactando en el sector de hoteles y restaurantes.

Efectivamente la actividad de hoteles y restaurantes, que fue la más afectada por la pandemia, “recibió el impacto directo de la pandemia del COVID-19”, confirmó el Banco Central.

“La actividad de hoteles y restaurantes registró una disminución de 32.5%, como resultado del cierre de fronteras que redujo drásticamente la llegada de visitantes del extranjero”, explicó.

BAJA GASTO PROMEDIO DIARIO EN NICARAGUA

En tanto, el gasto per cápita promedio diario fue de 13.5 dólares en 2020 (43.3 en 2019), y la estadía promedio de los turistas se ubicó en 36.8 días (9 días en 2019).

En cuanto a la procedencia, el número de turistas proveniente de Centroamérica disminuyó en 624,300 personas y los de América del Norte en 199,100 personas.

La economía nicaragüense decreció un 2,0 % en 2020, el tercer año consecutivo de contracción, según la autoridad monetaria.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua cayó un 3.7% en 2019 y 4% en 2018, como producto de la crisis social, política y de derechos humanos que afecta al país desde hace 35 meses, según el Banco Central.

El Gobierno de Daniel Ortega proyecta un crecimiento del 0.5% en 2021, con una inflación de 4%, según datos oficiales.