Por Marcos Grilanda

Estamos atravesando un cambio en la tecnología sin precedentes. La nube se ha convertido en la nueva normalidad, y este es solo el comienzo de todo lo que será posible hacer con esta tecnología en un mundo cada vez más conectado.

Las compañías en Centroamérica y el Caribe tienen un gran potencial, sin embargo, hoy con la pandemia, se enfrentan a un importante reto tecnológico para poder competir, aumentar su presencia digital e innovar en productos y servicios. Las soluciones de infraestructura en la nube son esenciales para acelerar el proceso de innovación, así como para adoptar nuevas tecnologías que beneficien a las empresas de diferentes maneras, incluyendo monetización de sus datos, reducción en el tiempo de comercialización, mejoramiento de su seguridad, actualización en sus arquitecturas de software y reducción de costos.

Por tal razón, hemos evidenciado cómo cada vez más las empresas –desde pequeñas empresas familiares, startups, hasta grandes grupos empresariales– están priorizando su proceso de transformación digital, y en los próximos años seguiremos viendo más compañías migrar hacia la nube. De hecho, según estimaciones del International Data Corporation (IDC) se espera que el crecimiento del consumo de infraestructura y plataformas en la nube en Centroamérica y el Caribe mantengan una tasa de crecimiento anual (CAGR) de aproximadamente 37% de 2020 a 2024.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Desde la experiencia de AWS, para lograr que la innovación se dé con éxito dentro de las compañías, es necesario preparar a los líderes de las organizaciones para que implementen un cambio cultural y estructural, siendo ellos quienes se apropien e impulsen la transformación digital. Es clave que las compañías comprendan que ésta no es algo que se compra e instala, sino que hace parte de un proceso que se construye con determinación y que debe ser transversal a todas las áreas de la compañía.

La mejor manera en que las empresas se pueden beneficiar de su migración a la nube es invirtiendo en formación para así ayudar a crear habilidades de cloud computing dentro de sus organizaciones. De esta manera, la formación del personal les permitirá a las organizaciones aprovechar todas las capacidades que brinda la nube para que puedan cumplir sus objetivos con mayor eficacia y desarrollar las habilidades que necesitan para innovar de manera más rápida. Por ejemplo, la multinacional financiera Bancolombia, ha capacitado hasta el momento cerca de 800 empleados en habilidades en la nube con el fin de fortalecer a su equipo y apropiar la transformación digital como parte del ADN de la compañía.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Mi único consejo para las compañías que aún no están en la nube es que se arriesguen a dar el paso hacia esta nueva tendencia y que no se guíen por las creencias erróneas de pensar que la transformación digital es un proceso complicado y costoso, pues serán mucho más los beneficios y el ahorro que obtendrán comparado con la inversión inicial.

*Es director Regional de Amazon Web Services.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.