El Informe Mundial de la Felicidad 2021 se realizó un año después de que la pandemia por COVID-19 continúe causando estragos en la salud, economía y bienestar de las naciones, sin embargo, Costa Rica se posicionó como el segundo país más feliz entre 2018 y 2020 del continente americano detrás de Canadá.

Los autores resaltan que el estudio evidenció una frecuencia de emociones negativas significativamente superior en un tercio de los países. Sin embargo, en 22 países participantes, no se percibió un declive del bienestar ni de la percepción que la gente tiene de su propia vida.

“Una explicación posible es que la gente ve el COVID-19 como una amenaza común y exterior que hace daño a todo el mundo y que ha generado un mayor sentimiento de solidaridad y empatía”, explicó John Helliwell, uno de los autores del estudio.

Al analizar el estado de felicidad y bienestar en América Central, Costa Rica ocupa el lugar 16 del ranking de 149 países, Guatemala se posicionó en el lugar 30, seguido por Panamá en el puesto 41.

El Salvador ocupó el lugar 49, Nicaragua se posicionó en el puesto 55, seguido por Honduras en la posición 59 y República Dominicana ocupó el último lugar en la región en el puesto 73.

Le invitamos a leer: Costa Rica pide convertir los bosques en “medios para el bienestar”

La novena edición del Informe Mundial de la Felicidad 2021 destacó que la pandemia de COVID-19 ha alterado la forma en que la gente vive, piensa y se relaciona.

Si bien el documento reconoce que las encuestas empleadas no pueden ser aplicadas dentro de los grupos más afectados, como personas de la tercera edad, prisioneros, hospitales, refugios y personas en situación de calle, sostiene que representa a la mayoría de la población mundial.

Entre los resultados destacan el aumento de tristeza y preocupación, sin embargo, los datos reunidos evidenciaron una imagen de resiliencia en los países participantes. Además del aumento de síntomas de enfermedades mentales, la pandemia también incrementó las desigualdades en salud.

El documento puntualiza que los seis factores que apoyan el bienestar son: ingresos, salud, acompañamiento, libertad, generosidad y confianza, los cuales se deben mantener en la misma medida que en años anteriores a la pandemia.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter