Por Nicolás R. Muñoz

La evolución de la comunicación ha saltado del periódico a la radio, de la radio a la televisión, de la televisión a la computadora y de la computadora al Smartphone. ¿Por qué es esto importante si estamos hablando de negocios? Hace ya más de un siglo, Henry Ford acuñó la frase “quien deja de hacer publicidad para ahorrar dinero, es como si parara el reloj para ahorrar tiempo”. En las siguientes líneas, voy a contarles mi opinión y experiencia sobre los medios de comunicación más potentes del siglo XXI: las redes sociales.

El primer paso es entender cómo pensamos. Si partimos del meme de la mamá avergonzada porque su hijo de 30 años hace Tiktoks, la primera barrera mental está en nuestra mente y para derribarle debemos dejar de criticar a quien habla frente a una cámara. La mente humana se adecúa a experiencias y emociones, es por eso que tu mente cuando te pones frente a una cámara (que de seguro lo has hecho), piensa como criticas tú a quien hace lo mismo. Es por eso que, tienes tantos tiktoks en borradores.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El siguiente paso es vencer el famoso “qué dirán”, proceso de auto confianza en uno mismo, para lo cual la lectura y el dominio de un tema resultan ser factores decisivos para lanzarse con fe, y cuando digo “lanzarse con fe” este es otro tip importante en torno al tema: el dominio de redes sociales es directamente proporcional al número de historias y posts que vas generando, así que no hay fórmulas secretas, todo depende de la persona y el modelo de negocio que maneje, pero hay dos tips para acortar el camino:

  1. Carlos Muñoz dice que es 3.5 veces más sencillo vender un rostro, lo cual se explica por los ojos cuando estas scrolling down en Instagram, pues estos son un poderoso imán de atención.
  2. El mal audio es el mal aliento en la vida digital, y es una de las principales razones por las que alguien salta tu Tiktok o historia de Instagram. El próximo video que generes, preocúpate por el sonido.

Definido esto, es probable que me digas que has cumplido con estos dos puntos, pero no has logrado viralidad. La siguiente lección y la más importante es el concepto de “aporte de valor”, que básicamente se resume en que debemos perder para ganar, es decir, debemos aportar gratis sin costo: conocimiento, entretenimiento o información para crear una comunidad de seguidores y luego ofrecer en el mismo formato de entretenimiento una oferta de nuestros productos o servicios.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Es aquí donde llega el concepto de influencer. Usted que veía el video de Toxic de Britney Spears en Mtv, probablemente idolatraba a esta artista que era conocida mundialmente ya que tenía mucha presencia en televisión, pero al año 2021 la gente tiene el poder de decidir qué quiere ver, revolución que además se ajustó a sus intereses personales acorde a los datos que genera cada vez que toca su celular. Hay que puntualizar que esta revolución tiene aspectos negativos, como el caso de Cambridge Analytics. Si no lo conocen, googleelo y asústese un poco. Hoy en día, hay mucha gente que busca contenido de valor y es aquí que tenemos la oportunidad de crear una marca personal fuerte en redes sociales, cuyo propósito sea impactar y aportar valor a la sociedad. Pierde el miedo, recuerda que el fracaso es un impuesto al éxito. De seguro te van a criticar y es parte del proceso, pero en un par de meses, puedes tener más impacto que la misma CNN en tu nicho de mercado.

*Es fundador de Ulpik y miembro de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.