EFE.- Guatemala emitió este viernes una alerta epidemiológica luego de detectar la variante californiana del SARS-CoV-2 en al menos siete pacientes, según informó el Ministerio de Salud local.

La ministra de Salud, Amelia Flores, aseguró en medios oficiales que la “cepa californiana” detectada es un “20% más transmisible que la original” y que registra un contagio más rápido del virus.

Las autoridades sanitarias detallaron que la nueva variante del coronavirus en el país fue detectada por el Laboratorio Nacional de Salud tras analizar 330 muestras positivas de la covid-19 entre septiembre de 2020 y enero de 2021.

Los resultados “confirmaron que desde enero se encuentran circulando dos de las variantes clasificadas por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud como cepas VOI (por sus siglas en inglés)”.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

“Estas variantes fueron identificadas en siete muestras de pacientes provenientes de los departamentos de Guatemala, que incluye la capital del país, y El Progreso”, alertó el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria añadió que “corresponden a los linajes de la variantes del SARS-CoV-2 B.1427/B.1429 (California, US)”.

El Ministerio de Salud guatemalteco explicó además que la variante puede presentar cambios físicos en sus capacidades y suele causar contagios múltiples, pero aclaró que “no son clasificados como cepas de preocupación”.

El Gobierno no había divulgado datos en el pasado sobre la posibilidad de que nuevas variantes ya estuvieran vigentes en el país centroamericano, pero la cartera sanitaria aseguró este viernes que se seguirán realizando estudios al respecto.

Las siete personas que se contagiaron de la nueva variante en Guatemala son cuatro hombres y tres mujeres de entre 17 y 87 años, con “síntomas leves” de acuerdo a información oficial.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“La nueva cepa es más virulenta, que da más contagios, y eso nos preocupa mucho”, dijo Flores, principalmente ante la tercera ola del coronavirus que afecta en las últimas semanas a Guatemala.

De acuerdo con el Gobierno del presidente, Alejandro Giammattei, la “cepa californiana” se originó en California, en el oeste de Estados Unidos, durante mayo de 2020 y ha sido detectado en al menos 29 países.

Guatemala acumula 6,977 muertes por el COVID-19 en poco más de un año de pandemia, la cifra más alta de Centroamérica.