Reuters.- El emprendimiento de chips cerebrales del multimillonario Elon Musk, Neuralink, publicó el viernes imágenes que parecen mostrar a un mono jugando un videojuego simple después de recibir implantes de la nueva tecnología.

El video de tres minutos de Neuralink https://www.youtube.com/watch?v=rsCul1sp4hQ muestra a Pager, un macaco macho con chips incrustados a cada lado de su cerebro, jugando ‘Mind Pong’. Aunque fue entrenado para mover un mando, ahora está desenchufado y controla la paleta simplemente pensando en mover la mano hacia arriba o hacia abajo.

“El primer producto de @Neuralink permitirá que alguien con parálisis use un teléfono inteligente con la mente más rápido que alguien que usa los pulgares”, tuiteó Musk el jueves.

Le puede interesar: Neuralink implanta chip a mono para que use videojuego con la mente

“Las versiones posteriores podrán derivar señales de Neuralinks en el cerebro a Neuralinks en grupos de neuronas motoras/sensoriales corporales, permitiendo así, por ejemplo, que los parapléjicos vuelvan a caminar. El dispositivo se implanta al ras del cráneo y se carga de forma inalámbrica, para que usted se vea y sienta de manera totalmente normal”, agregó.

Neuralink funciona grabando y decodificando señales eléctricas del cerebro usando más de 2,000 electrodos implantados en regiones de la corteza motora del mono que coordinan los movimientos de manos y brazos, indicó la voz en off del video.

“Utilizando estos datos, calibramos el decodificador modelando matemáticamente la relación entre los patrones de actividad neuronal y los diferentes movimientos del joystick que producen”, señaló.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Cofundada por Musk en 2016, Neuralink -con sede en San Francisco- tiene como objetivo implantar chips informáticos cerebrales inalámbricos para ayudar a curar afecciones neurológicas como el Alzheimer, la demencia y las lesiones de la médula espinal, así como fusionar a la humanidad con la inteligencia artificial.

Musk tiene un historial de reunir a diversos expertos para desarrollar tecnología que antes se limitaba a laboratorios académicos, incluidos cohetes y vehículos eléctricos, a través de empresas como Tesla Inc y SpaceX.