POR DANIELA ARBOLEDA FILIGRANA *

Cuando una empresa, emprendedor, creativo o innovador es capaz de crear un nombre poderoso, ya sea marca personal, producto o servicio, ha ganado el 50% de su camino recorrido.

Un buen nombre con una excelente reputación es la mitad del camino para seguir construyendo. Recuerda, que este producto o servicio debe cumplir con la promesa de valor.  Si esto no sucede, este nombre va a morir en meses.

¿Cómo el nombre se vuelve poderoso? Se lee muy sencillo. Todo siempre será cuestión de dedicación, minimización de errores y atinar a grandes aciertos. Cuando un nombre es poderoso es por varias razones. Una de ellas es que el problema que se va a solucionar debe ser muy grande y la comunidad a la que se esta impactando cree vehemente en esa solución.

Hack: no importa cómo se llame (siempre será mejor que suene atractivo, cuando Apple creo su nombre, una manzana no tiene nada que ver “aparentemente” con computadores). Lo que importa es el problema que está solucionando o la necesidad que se está creando. Por ejemplo, trabajar desde casa en medio de la pandemia es un gran “problema”. Una solución es conectar las empresas  y comenzar una era de digitalización.

Cuando logramos entender que el verdadero poder está en las acciones y esto recae inmediatamente en el nombre, es ahí donde damos toda la validación a que el nombre es poderoso.

Le invitamos a leer: Ser emprendedor sin perderse en el intento

Ejemplo emprendedor

Hace tres años, cuando decidimos crear el festival de emprendimiento más grande del sur-occidente colombiano, #CaliMiraFest, investigamos cual era el problema y descubrimos que los emprendedores necesitaban urgentemente una plataforma que diera visibilidad a sus productos y/o servicios. Esta plataforma debía lograr que muchas personas vieran sus productos. De esta forma tenían ventas (sin ventas un producto no existe).

Ese era un gran problema, pero además de eso, esta plataforma debía hacer que las personas que asistieran a este evento permanecieran más de dos horas compartiendo en familia, amigos y disfrutando de diferentes experiencias, para generar una recompra a los emprendedores. Debiamos garantizar una experiencia diferente para un mercado multitarget. De esta forma lográbamos la permanencia y la recompra.

Pero para lograr esto, debíamos tener un gran plan de difusión, porque de lo contrario, nadie se iba a enterar de lo que iba a suceder.

Cuando se automatizan todos los pasos para resolver un problema, brindando una gran solución, automáticamente se logra un infinito de posibilidades, donde en cada paso repetitivo nace la necesidad de crear una nueva experiencia “wow”, para un nuevo cliente. Aquí viene la parte de nueva línea de producto y/o servicio. Es importante no omitir ningún paso, ni olvidar ningún detalle que pueda ser funcional para crear una reacción en los usuarios.

Le invitamos a leer: Sin un gran equipo, el emprendedor fracasa

Marcas con impacto

¿Por qué la mayoría de marcas no logran ser recordadas o no tienen un gran impacto? Porque no están brindando una gran solución, no están creando una necesidad o no han encontrado un gran problema. ¿Y esto como se hace? Observando.

Los resultados jamás se verán de la noche a la mañana, todo tiene un tiempo y un espacio, cada acción tiene una reacción. Y si una estrategia publicitaria no tiene ventas, no está bien hecha, y algo está fallando.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA

*  Founder & manager innovation (CIO) de Miráfest Colombia;  además, es autor de La biblia de los millenials.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.