Por João Nunes

El 2020 será recordado como uno de los años más desafiantes de la historia. Navegar en la incertidumbre, apostar por la digitalización y adaptarse rápidamente a los cambios, impulsados por el Covid-19, fueron el motor para que los puestos tecnológicos cobraran mayor relevancia en el mercado laboral.

Hoy las empresas saben que la dinámica tecnológica es el factor clave para comprender la configuración de la nueva demanda de habilidades técnicas en América Latina, las cuales se inclinan por una tendencia hacia el procesamiento de datos, el análisis estadístico y la ciberseguridad.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Esto tiene un impacto directo en la demanda de talento que ayuda a transformar la operación de las organizaciones. Perfiles técnicos que entiendan el mercado, al consumidor final y hagan cambios estratégicos en un esquema de digitalización, con miras a la innovación y evolución del negocio.

El Estudio de Remuneración 2021, realizado por Michael Page, indica que la búsqueda de talento con habilidades digitales y tecnológicas ha incrementado 20% desde que llegó el Covid-19.

Sin embargo, no es sencillo que las compañías se transformen en un año. Mucho menos cuando se trata de hacer profundas transformaciones que están reenfocando la demanda de talento con nuevas habilidades digitales. Por eso, el 2021 estará marcado por la continuidad de la transición para sortear la volatilidad del mundo laboral por el Covid-19.

En función de la movilidad del consumidor es que pueden darse cambios a nivel de contratación de talento y dirección estratégica de las empresas. Todo depende de la reacción de los mercados ante el escenario sanitario.

Sin embargo, ya no hay vuelta atrás al comercio digital, de modo que las compañías que no tengan una participación en los canales digitales tendrán un impacto negativo en su crecimiento a futuro. Un futuro que ya nos alcanzó.

Los perfiles que han sufrido más cambio y demanda, sobre todo en la región son los de marketing digital, comercio electrónico, logística e innovación, ya que muchas empresas tuvieron que reforzar sus cadenas de suministro y entrar al mundo digital para seguir operantes.

Entre los puestos tecnológicos más demandados encontramos Head of Growth, Head of Product, E-commerce Manager, desarrollador Open Source, ingeniero en Conectividad y Redes, director de Cadena de Suministro, Procurement Head y por supuesto director de Tecnología.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Varias de las posiciones más demandas son de nueva dirección, tanto para posiciones que se han abierto como para movilidad interna en las organizaciones. Por ejemplo, ya existía el cargo de director de sistemas, pero se ha requerido un fortalecimiento de habilidades blandas y técnicas por parte de la persona que ocupa el cargo.

Esto no solo le permite continuar con su labor, sino adecuarse a las nuevas necesidades que la posición requiere.

Entonces, con la pandemia y el proceso de transformación del esquema empresarial, permea un cambio de perfiles, con base en necesidades cambiantes. Personas que no solo ven el diseño y la experiencia sino cómo potencializar el negocio, basado en soluciones tecnológicas.

A lo largo del 2021 la transformación digital continuará, a fin de que las empresas se adapten a la nueva realidad del mercado. Esta es una tendencia que no cambiará tan rápido, incluso avanzado el plan de vacunación contra el Covid-19, pues las compañías ya conocieron los beneficios de trabajar a distancia.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Los altos ejecutivos de la región están entendiendo que el mercado laboral se está transformando y creando nuevos perfiles que requieren nuevas habilidades, y particularmente competencias que les permitan navegar en la incertidumbre y motivar equipos desde la distancia.

Aunque la pandemia llegue a su fin a mediados del 2022, como lo predijo la Organización Mundial de la Salud (OMS), las compañías están conscientes que nada será como era antes porque estamos en un camino sin retorno.

*Es Managing Director de Page Executive en México; además lidera la oficina de la marca en Centroamérica.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.