EFE.- El Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) informó este miércoles de 395 nuevos casos de COVID-19 y 4 muertes por la enfermedad, que hacen un total de 359,516 contagios confirmados y 6,177 fallecimientos transcurrido poco más de un año de pandemia.

En cuanto a vacunación, desde que el pasado 20 de enero arrancó el programa de inmunización se han vacunado “529,017 personas” en el territorio nacional, todas con dosis de la farmacéutica Pfizer.

Esta madrugada llegó un décimo lote, de 77,220 dosis, del fármaco Pfizer, el único proveedor de Panamá de momento, que con este envío lleva 611,770 raciones entregadas, según la información oficial.

El reporte epidemiológico del Minsa detalló que a la fecha hay 404 hospitalizados por el coronavirus en sala y 61 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y 3,347 están aislados en sus casas con síntomas leves y 209 en hoteles-hospitales.

Leer también: Panamá exigirá prueba molecular de COVID a viajeros que ingresen al país

Los pacientes recuperados totalizan 349,318 desde que se dio el primer caso de contagio el 9 de marzo de 2020 en Panamá, que tiene una letalidad del 1.7%, una de las más bajas en América Latina.

El país centroamericano ha aplicado hasta la fecha 2,262,023 pruebas diagnósticas del coronavirus, 9,084 en las últimas 24 horas, con una positividad de 4.3%.

Las autoridades dijeron este miércoles que las prueba moleculares de COVID-19 que se aplicarán desde el lunes próximo en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país, solamente serán obligatorias para los viajeros que provengan de Suramérica, luego de que inicialmente se informó que lo sería para todo el que ingresara al territorio nacional por dicha terminal aérea.

Paralelamente a esta medida, a partir del lunes próximo se reducirá de 5 a 3 días la cuarentena a los viajeros provenientes de Suramérica.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El ministro panameño de Salud, Luis Francisco Sucre, recordó que Panamá solicita una prueba negativa de covid a cualquier viajero que entre al país, pero remarcó que “la molecular será obligatoria para los que procedan del cono sur”, región afectada por nuevas variantes del virus más contagiosas.

Sucre explicó que Panamá migrará de la prueba de antígeno a la molecular, ya que esta última “ha demostrado mayor efectividad y los resultados son entregados en media hora, a diferencia de la PCR que dura entre 3 horas o varios días para conocer su resultado”.