A pesar de que en Estados Unidos se ha llevado a cabo la vacunación contra el COVID-19 para mitigar los contagios y muertes a causa de este virus, aproximadamente 5,800 personas se infectaron nuevamente incluso después de haber sido inoculadas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) declararon a CNN que de las personas infectadas por este virus, algunas se enfermaron gravemente después de haber sido vacunadas, ya que 396 de ellas o el 7% requirieron hospitalización, mientras que 74 fallecieron.

Los CDC analizan la efectividad de la vacuna contra el coronavirus, pues estos casos visibles concluyen que las vacunas no protegen completamente contra la enfermedad, ni están a salvo de la muerte.

“Hasta ahora, se han informado a los CDC alrededor de 5.800 casos de avance. Hasta la fecha, no se han identificado patrones inesperados en las características demográficas o de las vacunas”, informaron los centros a CNN por correo electrónico.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según un análisis de CNN respecto a los datos compartidos por los CDC, en Estados Unidos se han vacunado alrededor de 77 millones de personas, sin embargo, los informes sobre las infecciones más recientes se retrasarán en los datos diarios de las vacunas aplicadas, por tanto no es posible mantener una actualización de los eventos recientes.

La infección en las personas después de estar protegidas con el suero, no es un caso inesperado, ya que se tiene el conocimiento de que las vacunas no son 100% efectivas para la prevención de infecciones, por lo tanto al seguir llevando acabo la inoculación en decenas de millones de personas, es probable que se reporten más y más casos similares.

Para la prevención de COVID-19 sintomático se ha optado por el preparado de Pfizer/BioNTech con su 95% de efectividad en ensayos clínicos. A principios de este mes, las compañías establecieron que los datos de la vida real en EU reflejan que la vacuna es más del 91% efectiva contra la enfermedad con cualquier síntoma durante seis meses.

Mientras que la vacuna de Moderna tuvo un 94% de efectividad en la prevención de enfermedad sintomática en los ensayos y un 90% de efectividad en el uso en la vida real. Por otro lado, a vacuna de Johnson & Johnson reflejó un 66% en general a nivel mundial en los ensayos y un 72% de efectividad para prevenir el contagio en EU.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Los CDC continuarán su investigación sobre quién es más propenso a la infección a pesar de haber sido vacunado. «Se informaron infecciones en personas vacunadas entre todas las personas de todas las edades elegibles para la vacunación. Sin embargo, un poco más del 40% de las infecciones ocurrieron en personas de 60 años o más», afirman los CDC.

Entre los datos recabados por las nuevas infecciones, el 65% lo ocuparon las mujeres y el 29% de las infecciones intercurrentes eran asintomáticas. “Los CDC están monitoreando los casos reportados para agruparlos por datos demográficos del paciente, ubicación geográfica, tiempo desde la vacunación, tipo de vacuna o número de lote y cepa del SARS-CoV-2”, dijo el CDC.

Además, no pasará desapercibido el análisis de las muestras de casos para ver cuántos son causados por otras variantes y, de ser así, cuáles son.

“Los CDC han desarrollado una base de datos nacional de casos de infecciones de COVID-19 en personas vacunadas donde los investigadores del departamento de salud del estado pueden ingresar, almacenar y administrar datos para casos en su jurisdicción”, dijeron los CDC.

“Las infecciones en personas vacunadas representan un pequeño porcentaje. Los CDC recomiendan que todas las personas elegibles reciban una vacuna de COVID-19 tan pronto como esté disponible.

Los CDC también continúan recomendando que las personas que hayan sido vacunadas completamente deben seguir tomando precauciones en lugares públicos, como usar una máscara, mantenerse al menos a dos metros de distancia de los demás, evitar las multitudes y los espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia”.