Reuters.- Dos agencias estadounidenses dijeron este lunes que estaban investigando un accidente de un automóvil Tesla en Texas ocurrido el sábado en el que murieron dos personas y que, según la policía local, no había nadie en el asiento del conductor.

La Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA), que regula la seguridad de los vehículos, y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) dijeron que investigarían el accidente.

La NHTSA dijo que “ha puesto en marcha inmediatamente un equipo especial de investigación de accidentes para examinar el accidente. Estamos colaborando activamente con las fuerzas de seguridad locales y con Tesla para conocer más detalles del accidente y tomaremos las medidas oportunas cuando tengamos más información”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Apenas unas horas antes del accidente, el presidente ejecutivo de Tesla Inc, Elon Musk, tuiteó a sus más de 50 millones de seguidores: “Tesla con Autopilot activado se acerca ahora a una probabilidad de accidente 10 veces menor que la de un vehículo promedio”.

Tesla, cuyas acciones bajaron un 3.4% el lunes, no realizó comentarios inmediatamente.

El Autopilot funcionaba en al menos tres vehículos Tesla implicados en accidentes mortales en Estados Unidos desde 2016.

La NHTSA ha enviado equipos a al menos otros tres accidentes de Tesla en las últimas semanas que se cree que están vinculados al uso de Autopilot.

En el accidente del sábado, el Tesla Model S de 2019 viajaba a alta velocidad cerca de Houston cuando no pudo tomar una curva y se salió de la carretera, chocando contra un árbol y estallando en llamas, dijo la estación de televisión local KHOU-TV. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter