En el marco del XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano de Andorra, las instituciones participantes suscribieron diversos compromisos para impulsar el desarrollo y la recuperación económica de la región tras la pandemia de COVID-19.

“Las instituciones asumimos el reto de la recuperación económica de nuestros países y de la transformación productiva, desde nuestra influencia y predisposición a la acción, a partir de la importancia de los bienes y servicios que prestamos a nuestra sociedad, para recuperar el empleo y garantizar el bienestar en nuestros entornos laborales”, aseguraron en el manifiesto.

El primer compromiso es continuar con la actividad empresarial para contribuir con la recuperación económica, la creación de valor y de bienestar de la sociedad iberoamericana.

Posteriormente, los participantes manifestaron que a nivel global se está viviendo una disrupción ecológica y tecnológica. Por ello, se comprometieron a contribuir en una transformación digital y sostenible, así como a redoblar los esfuerzos para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030.

Señalaron que el sector privado contribuirá a revertir el cambio climático, e impulsará la digitalización y el desarrollo de tecnologías que aporten valor económico y social que generen más y mejor empleo.

 El tercer compromiso asumido fue su predisposición a la conformación de instancias de colaboración Público-Privada para colaborar en el diseño, evaluación y planificación de políticas públicas, marcos normativos y regulaciones

Le invitamos a leer: Alianzas público-privadas en Guatemala, esenciales para infraestructura

La transparencia fue el siguiente acuerdo de las instituciones participantes, y enfatizaron que apostarán por la gobernabilidad pacífica y la democracia participativa: “Desde el mundo empresarial, como parte activa de la sociedad civil, vemos esta crisis como una oportunidad para reforzar nuestros valores de igualdad y solidaridad”, sostuvieron.

Del mismo modo, impulsarán la cooperación multilateral e institucional, y el diálogo social para potenciar las cadenas de valor, adaptándolas a las transformaciones de los modelos de producción y construir un futuro iberoamericano prometedor, justo y resiliente.

Se acordó la profesionalización de las y los trabajadores, la igualdad de oportunidades para acceder a la formación de competencias tecnológicas y la retención de talento. Del mismo modo, la implementación del arbitraje como un instrumento ágil, flexible y económico para la resolución de conflictos

“Las empresas y empresarios de Iberoamérica representados por los presidentes de organizaciones empresariales de OIE que conforman el CEIB, hacemos un llamado a los gobiernos, líderes políticos y legisladores de nuestros países, a avanzar de manera decidida en el diseño e implementación de políticas públicas adecuadas, para lo cual cuentan con nuestro compromiso y colaboración”, concluyeron los firmantes.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter