El proyecto de construcción vial para la capital de Costa Rica, San José, reanudó sus obras y espera que se concluyan en septiembre. Este anuncio se dio luego de que la semana pasada se detuvieran por cuatro días los trabajos en el área debido a la falta de contratos por supervisión.

Sin embargo, la Contraloría General de la República aprobó la ampliación del contrato para la construcción de los últimos 1.3 kilométros de la carretera de Circunvalación. Dicha extensión tiene un plazo de nueve meses y un valor de 1.33 millones de dólares.

Gracias a esto, se continuará con una vía de intersección de tres niveles que se levanta por encima de la ruta 32 y se cerrará el anillo de Circunvalación que se encuentra en las inmediaciones de la empresa Femsa, ubicada en Calle Blancos.

El proyecto del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el consorcio La Estrella-Hernán Solís, tiene como objetivo principal el desahogo del tráfico en la capital. Adicionalmente, un cruce que desvía el tránsito hacia la ruta 32, permitirá que el transporte proveniente del puerto se tralade directamente a los parques industriales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El consultor de transporte, David Gómez, dijo a BNamericas que “uno de los retos más grandes de Costa Rica es de desarrollo público y el proceso de expropiación porque en realidad causó muchos de los retrasos que existen hoy”.

El funcionario explicó que los retrasos y desalojos lentos en propiedades residenciales e industriales, complicaron la evolución de las obras. Del mismo modo, contempló la contrucción de este viaducto como una “solución política” y no técnica, por lo que “estamos reduciendo en lugares donde deberíamos expandirnos”.

La obra se concibió desde 1950, pero su edificación se consolidó en 1979. Ya para 2016, el gobierno de Costa Rica se había decidido a finalizarla y un año más tarde, el presidente Guillermo Solís reinició las operaciones para continuar con los 9.4 km que habían quedado incompletos.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La financiación, los problemas relacionados a la expropiación, cambios de gobierno, inconvenientes institucionales y las dificultades de clase tipográfica para la ruta 109, son parte de los factores que retrasaron los trabajos de esta construcción, aseguró Gómez.

BNamericas comunicó que en su base de proyectos figuran 11 obras viales de Costa Rica, cuyo gasto capital se traduce en 18.30 miilones de dólares. Uno de los más grandes es el de Canal Verde Interoceánico, mismo que se detuvo y parece que no se reanudará en manos del régimen actual.