La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) reconoció a través del Índice Mundial de Innovación 2020, que la inversión en innovación a nivel mundial ha tenido un crecimiento importante. Sin embargo, Centroamérica enfrenta grandes retos para la inversión y desarrollo en productos tecnológicos.

Al planear un panorama global, la organización detalló que, durante la última década, la inversión promedio en innovación ha reflejado un crecimiento significativo. Según las estimaciones de 2020, en 2017 y 2018, la investigación y el desarrollo crecieron un 5% y un 5.2% respectivamente. 

El Índice Mundial de Innovación 2020 menciona que América Latina y el Caribe sigue siendo una región con desequilibrios importantes, ya que se caracteriza por su escasa inversión en investigación, desarrollo e innovación.

Además, el informe puntualiza que permanece la desconexión entre el sector público y privado para invertir y priorizar investigación y desarrollo.

Le invitamos a leer: Innovaciones tecnológicas harán más efectiva la lucha contra el COVID-19

PANORAMA DE LA REGIÓN

Costa Rica se mantiene como los países que lideran el rendimiento de la innovación de Latinoamérica y el Caribe al ocupar el lugar 56 de 131 países que fueron estudiados. Se posiciona debajo de Chile que ocupa el lugar 54 y México en el puesto 55, sin embargo, en la edición anterior Costa Rica ocupó el lugar 55.

Mientras que, Panamá ocupó el lugar 73, seguido por República Dominicana en el 90, El Salvador en el 92, Honduras se posicionó en el 103 y Guatemala en el puesto 106.

El organismo dedicado al fomento de las obras de intelecto humano resaltó que tras la pandemia de COVID-19, la innovación es la mejor esperanza para encontrar tratamientos y vacunas contra el nuevo coronavirus, así como para superar el bloqueo económico.

“La pandemia es un potente recordatorio de que la innovación y desarrollo relacionado con la salud, no son un lujo, sino una necesidad. La magnitud de la crisis por COVID-19 ha sumergido a muchos países en una ola de emergencias. En próximo años, los recursos financieros serán tensos, por lo que los países y las corporaciones por igual encontrarán más difícil realizar inversiones e innovación”, advirtió el organismo.

Por ello, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual hizo un llamado a las autoridades y al sector privado para continuar innovando más allá de la emergencia sanitaria y la recesión económica. Principalmente, desarrollar innovación con un eje de sostenibilidad inclusivo.

Al abordar la importancia del financiamiento, el organismo reconoció que el emprendimiento corporativo, mercados de propiedad intelectual, crowdfunding y fintech ya estaban presentes antes de la crisis, y advirtió que no desaparecerán. Sin embargo, reiteró que el financiamiento público sigue siendo esencial para la innovación.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter