EFE.- El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, pidió este miércoles en la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno acciones concretas para avanzar en la recuperación ante la pandemia de la covid-19.

Alvarado afirmó que “si bien Covax es un mecanismo importante”, solo ha obtenido una tercera parte de los fondos necesarios para dar cobertura, sobre todo a los países más pobres. “Esas realidades deben cambiar, no solo con un discurso sobre solidaridad internacional y de no dejar a nadie atrás, sino con acciones concretas”, declaró Alvarado.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

A Covax, coordinado por la Organización Mundial de la Salud para dar acceso con equidad a las vacunas, se han adherido unos 180 países con el fin de tener garantizadas dosis iniciales para cubrir al menos el 3 % de la población en las primeras fases, llegando finalmente al 20 %, lo suficiente para proteger a las personas en mayor riesgo.

El presidente costarricense también solicitó el apoyo a los países para dos iniciativas que impulsa Costa Rica en el ámbito internacional: un repositorio de derechos para compartir libremente tecnología y avances científicos relacionados con la covid-19, y un fondo global de alivio financiero para los países.

Alvarado detalló que el repositorio fue lanzado en mayo de 2020 junto a la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de que se convierta en una plataforma de conocimiento para compartir datos, propiedad intelectual y que favorezca el acceso equitativo a productos para salvar vidas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En cuanto al fondo de alivio financiero, el presidente explicó que el objetivo es acceder a recursos financiados “por el 0,7 % del PIB de las economías más fuertes” del mundo, y que el dinero sea canalizado a los países más necesitados a través de organismos financieros internacionales.

Alvarado afirmó que es necesario que los países de la región iberoamericana “levantemos la voz juntos” ante circunstancias de desigualdad, como por ejemplo que “el 54 % de las vacunas contra la covid-19 están en manos de los países ricos”.

“Si el mundo emergente no se recupera bien de la pandemia, el planeta no se va a recuperar bien. Es un clamor que con una voz unida tenemos que plantear”, expresó Alvarado.

El presidente destacó los esfuerzos financieros que los países están llevando adelante para hacer frente a la pandemia y criticó a las calificadoras de riesgo, pues “no pueden seguir viviendo en un mundo precovid”. También enfatizó en la importancia de avanzar hacia un tratado internacional para enfrentar las pandemias.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica