POR THELMA LÓPEZ

El plástico ha sido un protagonista silencioso en la atención de la pandemia por Covid-19, ya que ha estado presente a través de los productos médicos y de consumo. En Costa Rica, la industria tiene la esperanza de revertir las tendencias de decrecimiento en el uso de este insumo.

Algunos de nuestros segmentos empezaron a crecer o a no tener decrecimiento [en los primeros meses del año pasado], por ejemplo, los fabricantes de envases o botellas para artículos de limpieza o bebidas”, explica Jaime Cerdas, presidente de la Asociación Costarricense de la Industria del Plástico (Aciplast). Esto, debido a que el consumo de productos de primera necesidad se ha mantenido o incrementado.

En este sentido, hay que mencionar que las exportaciones del sector bajaron 10.3% durante 2020, en comparación con el año previo. Esto significa una caída anual menor a la reportada en 2018, la cual se ubicó en 29.3%, indican datos de la organización.

Le invitamos a leer: La industria del plástico incrementó sus exportaciones a pesar de la pandemia

Tendencias del plástico

Tres tendencias favorecieron a la industria del plástico en el país. La primera fue el aumento en el uso de plásticos de un solo uso. La segunda, la pausa en planes de reducción de plástico en el país. Y la tercera, la disminución de los precios del petróleo, de acuerdo con el reporte Desempeño de las exportaciones e importaciones del plástico, realizado por la Promotora de Comercio de Costa Rica (Procomer).

Cerdas dice que la mayor demanda en los sectores alimentos, productos farmacéuticos y médicos fue vital. Añade que Centroamérica y Estados Unidos son los destinos más importantes para los exportadores de plásticos en Costa Rica. Por cierto, su parque empresarial está compuesto, en promedio, por alrededor de 300 empresas, de las cuales un 78% son pequeñas y medianas.

Le invitamos a leer: El plástico ya está en los tejidos y órganos humanos: estudio

Inercia de la pandemia

El presidente de Aciplast asegura que la pandemia puso en evidencia la necesidad de productos de plástico en el mercado. Pero reconoce que se debe seguir trabajando en mejorar el tratamiento de desechos, mientras los empresarios del sector tendrán que enfrentarse a otros desafíos. Entre ellos está la legislación que prohíbe los plásticos de un solo uso, cuyo reglamento quedó detenido por motivos de la crisis sanitaria, pero que se espera sea finiquitado a finales de este año por el Ministerio de Salud.

Juan Carlos Piñar es especialista en producción y consumo responsables del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y coordinador de la Estrategia Nacional para sustitución de plásticos de un solo uso por alternativas renovables y compostables.

Él argumenta que continúan los planes para lograr que todos los gobiernos locales del país asuman directrices para eliminar ese hábito en sus regiones a finales de 2021.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA