Por Eduardo Valcárcel B. *

Llegó lo que todos ansiábamos, con esperanzas, desde hace un año: una solución a la pandemia de Covid-19. Esta es la razón por la que República Dominicana se encuentra en la actualidad haciendo grandes esfuerzos en implementar las acciones de su plan de vacunación “VacúnateRD”, con el propósito de preservar la salud de su ciudadanía.

Sí, el proceso de vacunación será largo, un verdadero reto para la paciencia de la población dominicana. Implicará, probablemente, muchos sentimientos; podremos disentir y hasta tener distintos tiempos. Pero hay algo en lo que todos estaremos de acuerdo: ¡hay que vacunarse!

Para lograrlo, las autoridades dominicanas han establecido tres fases. Éstas buscan hacer tangible el plan de vacunación, liderado por el Gabinete de Salud y la vicepresidenta, Raquel Peña, cuya misión es lograr ‘inmunidad de rebaño’ para diciembre de 2021.

Le invitamos a leer: El Covid-19 puso en jaque a las escuelas de República Dominicana

Vacunación fase 1

La primera fase inició en marzo y culminará en mayo. Da prioridad al personal de salud que tanto ha trabajado para salvar vidas, y a las personas mayores de 60 años por su gran vulnerabilidad a la enfermedad del coronavirus.

Cabe mencionar que la segunda fase se desarrollará entre junio y agosto, contemplando a las personas en edades comprendidas entre los 50 y 59 años. También incluye a quienes tienen comorbilidades (diabetes, insuficiencia renal, cáncer, asma, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, entre otras).

En esta etapa del proceso se les dará preferencia tanto a policías y militares como a personal de puertos, aeropuertos, industria y comercio de alimentos, servicios públicos (agua, electricidad y recolección de desechos), transporte de mercancías, insumos y combustibles, educación básica y preescolar.

En cuanto a la tercera y última fase, se llevará a cabo entre agosto y octubre. Para ese entonces, la población de entre 18 y 49 años accederá a la vacuna contra Covid-19. Incluye a colaboradores y colaboradoras de servicios funerarios, expendios de combustible, empresas agrícolas, producción de equipos médicos, turismo y supermercados. También se inmunizará a migrantes.

Le invitamos a leer: En República Dominicana circulan al menos cinco variantes del COVID-19

Reto logístico

La logística para recibirlas y aplicarlas se ha visto acompañada de una plataforma de comunicación robusta y bien estructurada que se apalanca en tres pilares: incentivar, informar y acompañar.

Para tales fines, el gobierno dominicano habilitó la plataforma digital vacunate.gob.do. De igual modo utilizó las redes sociales de algunas instituciones del Estado. Entre ellas están las del Ministerio de Salud y la Vicepresidencia. Así busca compartir con la población todo respecto al plan de vacunación (fases, centros, logística, citas, etc.).

Hasta el momento, se ha logrado una marca de alto impacto para representar a la jornada con “VacunateRD”. Un call to action fresco, que es entendido por todos, que conecta con todos y ha sido bien recibido por todas las audiencias, medios de comunicación, así como plataformas sociales y digitales.

Al momento en que escribo este artículo, ya se han inmunizado a 675,000 personas y las autoridades dominicanas están garantizando la segunda dosis a partir del 24 de marzo a quienes ya se han vacunado. Gracias a esto, hoy la República Dominicana es el segundo país de Latinoamérica con más dosis administradas por cada 100 habitantes, es decir, que lleva uno de los mejores índices de la región y el mundo en ritmo de vacunación.

Aunque se esperan más partidas, la meta es que todos los residentes en la República Dominicana estén vacunados para finales del 2021. Por eso, este año lo recordaremos no sólo por la reactivación económica, sino porque, por fin, volveremos a abrazarnos.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA

* Gerente general de Newlink Group

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.