A través de la publicación Reflexiones sobre la gestión del agua en América Latina y el Caribe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señala que algunos países de América Latina y el Caribe no alcanzarán los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de agua potable debido a que sus inversiones no tiene prioridad suficiente.

El documento elaborado por la División de Recursos Naturales de la Cepal, resalta la importancia de elevar el nivel de conciencia en la sociedad y el mundo político para priorizar normas y asignaciones presupuestarias en materia de agua potable y saneamiento.

“La mayoría de los países de la región han desarrollado reformas importantes, empezando por la creación de marcos normativos. Si bien resulta necesario, no es suficiente para dar solución a los problemas que se enfrentarán en la etapa de implementación”, menciona la publicación.

En ese sentido, la Cepal remarca que además de definir los marcos normativos para garantizar el acceso al agua potable y saneamiento, se deben planificar e implementar a largo plazo con una política de Estado.

“En la medida en que no se realizan las inversiones en reposición y expansión de la infraestructura de agua potable y saneamiento, aumenta la cantidad de financiamiento futuro requerido para ponerla al día”, alerta la Comisión.

Le invitamos a leer: Los Diecisiete Mandamientos: Objetivos de Desarrollo Sostenible

La brecha de género para acceder a este servicio también es un reto en la región, ya que las mujeres son quienes enfrentan mayores costos de oportunidad por el tiempo de acarreo o por labores domésticas asociadas, disminuyendo sus oportunidades laborales o de otro tipo.

Además, son las niñas quienes usualmente realizan las tareas de acarreo, por lo que se ven afectadas para continuar con sus estudios. En tanto, la existencia de soluciones de saneamiento disminuye la exposición de las mujeres a la violencia y acoso sexual.

Las personas en pobreza también sufren en mayor medida de no contar con agua potable y saneamiento, debido a que deben lidiar con la falta de infraestructura, lo que empeora el acceso al recurso

“De ahí que resulte relevante una fuerte planificación urbana, pero también un esfuerzo de las entidades prestadoras por extender las redes hacia zonas pobres con el apoyo estatal para financiar tanto la expansión de cobertura como el pago continuo de los servicios”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook