Las transacciones financieras realizadas a través de establecimientos comerciales que funcionan como canales de servicio de la banca, conocidos como subagentes bancarios, aumentaron en un 30% durante el periodo de pandemia de Covid-19. Este canal se consolida en República Dominicana y en la región como una opción viable para bancos y usuarios.

“Hoy día nosotros tenemos 10 veces más transacciones en estos canales que lo que teníamos hace un año, cuando comenzó la pandemia”, asegura Anna Karoline Krohn Urdaneta, directora de productos, canales y control de Scotiabank República Dominicana.

Esos puntos comerciales representan una opción para acabar con las filas en los bancos. Esto se debe a que permiten que se agilicen otras operaciones que únicamente pueden hacerse en las sucursales. Entre ellas están renovar un certificado de depósito o adquirir un nuevo producto, explica Krohn Urdaneta.

Le invitamos a leer: Promerica y Lafise: un puente de inversiones en RD

El poder de los subagentes

La figura del subagente bancario, aunque es relativamente reciente en República Dominicana, goza de una larga trayectoria en otras naciones de América Latina. Tal es el caso de Perú, México, Ecuador, Colombia, Venezuela, Chile, Bolivia o Guatemala. El país pionero fue Brasil, donde los subagentes bancarios surgieron en 1973.

Existen alrededor de 4,926 comercios que operan como subagentes bancarios en todo el país. Del total, casi 2,000 se encuentran en la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional. La mayoría corresponde a comercios que venden al por mayor y al por menor. En la lista están farmacias y supermercados, según registros de la Superintendencia de Bancos (SB).

En 2020 se realizaron más de 12 millones de transacciones en los subagentes bancarios. La cifra representó un movimiento comercial de alrededor de 765 millones de dólares. Es decir, cerca de un 30% más que el año anterior, cuando se registraron poco más de 9 millones de transacciones, de acuerdo con estadísticas de la SB.

Le invitamos a leer: Banco Mundial proyecta economía dominicana crecerá 5.5% del PIB

Ejemplos bancarios

Krohn Urdaneta explica que en Scotiabank, antes de la pandemia, sólo se podían realizar depósitos en cuenta, pagos de tarjetas de crédito y de préstamos en los subagentes bancarios. Pero, en medio de la crisis sanitaria, habilitaron retiro de efectivo de sus cuentas de ahorro y corriente y mecanismos para que puedan pagar su crédito diferido, que es la línea adicional que los clientes tienen a disposición en su tarjeta de crédito.

El Banco Popular Dominicano, que hoy cuenta con más de 2,500 subagentes bancarios y estableció el primero de esos puntos en el país en 2014, evidencia que el año pasado se realizaron casi tres millones de transacciones en esos canales, que representa un incremento de 20%.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.