X
BREAKING
Bitcoin en El Salvador: Mitos y realidades

DW.- A principios de 2021, el primer ministro indio, Narendra Modi, declaró la victoria sobre la pandemia de coronavirus. Tres meses después, el coronavirus se está extendiendo sin control y el inestable sistema de salud de India se está resquebrajando. El Gobierno se enfrenta ahora a una crisis de salud pública, pero también de responsabilidad.

India reporta actualmente récords de contagios, con más de 300,000 contagios diarios durante la última semana. Durante la primera ola de infecciones, el total rondaba las 100,000.

El gobierno central ha sido acusado de no reforzar los sistemas de salud tras la oleada de 2020. Los hospitales de todo el país están rechazando a los pacientes, y las personas tienen que arreglárselas solas para obtener oxígeno medicinal.

Algunos piden ayuda en las plataformas de redes sociales para encontrar camas de hospital para sus seres queridos. Incluso los centros de salud, como el Hospital Moolchand, de Delhi, han tenido que pedir ayuda en Twitter, porque se estaban quedando sin oxígeno. El país recibe ayuda del extranjero, incluso de su rival Pakistán.

India amplía la estrategia de idoneidad para ser vacunado

El ministro de Salud indio, Harsh Vardhan, dijo que no hay necesidad de una “crisis de confianza” y sostuvo que no hay escasez de capacidad de diagnóstico y vacunas.

Leer: India supera récord mundial con 18 millones de casos por COVID-19

De acuerdo a la “estrategia de fase 3 acelerada”, cualquier persona mayor de 18 años puede ser inoculada. Las personas pueden registrarse a través de una aplicación desde ya.

El ministro de Salud señaló que el Gobierno estaba haciendo todo lo posible para eliminar las restricciones al suministro de vacunas. Vardhan explicó que se estaba intentando “difundir una gran cantidad de información errónea” sobre la campaña de vacunación de fase 3 por parte de los opositores al partido gobernante, el Partido Popular de la India (BJP), quienes buscan “politizar” la pandemia.

¿Se necesitan más vacunas?

La política de la India de exportar dosis de vacunas, llevada a cabo antes de que la nueva ola causara tanto daño en el país, ha generado críticas masivas.

El 16 de abril, India informó que aumentaría la producción de Covaxin, la vacuna desarrollada a nivel nacional por Bharat Biotech.

Según el Serum Institute of India, el mayor fabricante mundial de vacunas y productor de dosis de AstraZeneca, la producción se está retrasando por la escasez de materias primas suministradas por Estados Unidos.

India permitió recientemente la importación de vacunas de fabricación extranjera como Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson para uso de emergencia.

No está claro exactamente cuántas dosis de vacunas están disponibles actualmente en la India. El miércoles (28.04.2021), The Times of India, citando a funcionarios de salud, informó que hay 10 millones de dosis disponibles, y otras 8 millones en los próximos días.

¿Más oxígeno en camino?

Mientras las autoridades sanitarias locales esperan las dosis de vacunas, los funcionarios del Gobierno han anunciado planes para poner a disposición más oxígeno medicinal, aliviar las restricciones de importación y facilitar el suministro de trenes especiales para transportar oxígeno a ciudades como Mumbai y Delhi.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El secretario de Relaciones Exteriores de India, Harsh Vardhan Shringla, sostuvo este jueves (29.04.2021) que 40 países han prometido su apoyo.

“Estamos hablando de cerca de 550 plantas generadoras de oxígeno que vendrán de diferentes fuentes de todo el mundo”, dijo Shringla en una conferencia de prensa.

A medida que el Gobierno de la India se apresura para adquirir más equipos médicos y vacunas mientras desvía las críticas, el virus continúa propagándose.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW Logo
DW Logo