POR MIRNA GUTIÉRREZ GÓMEZ

La escasez de agua pone en riesgo la producción de alimentos en El Salvador. Los emprendedores Gustavo Calderón, José y Karen Barahona decidieron combatir parte de esta problemática aprovechando el uso del vital líquido de una forma eficiente basada en la acuaponía.

En 2018, los tres jóvenes fundaron Aquafarms. El emprendimiento se dedica a la producción de verduras, hortalizas y especies 100% orgánicas por medio de la acuaponía. Esta técnica integra acuicultura (producción de peces) e hidroponía (cultivo de vegetales en agua), y genera ahorros de hasta de 90% de agua, en comparación con la agricultura tradicional.

Para 2022, un 80% del territorio de El Salvador registrará niveles de estrés hídrico por la escasez del agua, de acuerdo con datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales del país. Los emprendedores están conscientes del reto que enfrentan ante las condiciones climáticas.

Le invitamos a leer: Cómo hacer un presupuesto eficiente para emprendedores

Agricultura sostenible

La aventura de los emprendedores de Aquafarms comenzó con una inversión inicial de 5,700 dólares. Obtuvieron estos recursos al ganar el Premio Nacional de Juventud en la categoría Ingenio Emprendedor y el concurso UCA-Emprende.

Gustavo Calderón, director financiero de Aquafarms, comenta que la empresa se asoció con propietarios de tierras en Chalatenango, El Salvador, para instalar un invernadero y comenzar a cultivar, distribuir y producir tilapia.

Sin embargo, la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 puso en pausa el proyecto. Por ende, tuvieron que cambiar su modelo de negocio para implementar su tecnología a pequeña escala en casas y colegios. Esto, gracias a que cuentan con un prototipo para la producción de lechugas y el cultivo de tilapias.

Le invitamos a leer: Sin incentivos, solo 40 Sociedades de Emprendimiento se han inscrito en dos años

Emprendedores con sentido social

Además, están trabajando en la tecnificación del sistema para implementar sensores que medirán la temperatura y el pH del agua (alcalinidad). Esto ayudará a saber cuándo alimentar a los peces o realizar una limpieza, información que es administrada y controlada a través de una plataforma.

Para 2022, Aquafarms contempla apoyar a los agricultores para que puedan hacer la transición a la acuaponía. Esto les permitiría producir todo el año de manera más sostenible, mientras buscan involucrar a los jóvenes con el uso de tecnología.

“El promedio de edad de un agricultor es de 56 años, y el relevo generacional es casi nulo”, señala Calderón, al hablar de involucrar a las nuevas generaciones.

En un futuro, estos emprendedores salvadoreños quieren establecer centros de cultivo a gran escala para impartir clases de producción agrícola sostenible y cultivar vegetales para comercializarlos.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA