Hace seis décadas, el viaje a la Luna se disputaba entre dos de las potencias más importanles de su tiempo: Estados Unidos y la Unión Soviética. Hoy los protagonistas son dos multimillonarios, Elon Musk y Jeff Bezos.

El primero parece ganarle la competencia al segundo, pues en días recientes firmó un contrato millonario con la NASA para que su empresa, SpaceX, lidere la exploración espacial que le permitiría al humano pisar nuevamente la Luna en 2024.

De acuerdo con el medio Entrepreneur, Blue Origin, la compañía de transporte aeroespacial de Bezos, se niega a aceptar esta desición.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Un reporte de The New York Times, dio a conocer que la firma presentó una queja a la Oficina de Contabilidad del Gobierno Federal (GAO, por sus siglas en inglés), en la cual acusó a la NASA de favorecer a la competencia para que ganara la licitación del contrato por 2.9 mil millones de dólares.

“La NASA ha ejecutado una adquisición defectuosa para el programa Human Landing System y movió los postes de la portería en el último minuto. En las propias palabras de la NASA, ha hecho una selección de ‘alto riesgo'”, dclaró un portavoz de Blue Origin a Engadget.

Como era de esperarse, Musk recurrió a su redes sociales una vez más para responderle a su adversario: “No puedo levantarlo para orbitar (lol)” decía el tweet publicado por el empresario, en el cual añadió una captura de pantalla sobre un informe de 2019 cuando Bezos presentó el modulo lunar de su empresa.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Aunque el magnate no agregó más detalles a su publicación, el también CEO de Tesla escribió el mismo mensaje en microblogging: “No puede ponerlo (en órbita) ja, ja, ja”. Sin embargo, esta expresión idiomática puede traducirse al español como “No se le para”.

El comentario podría entenderse como una burla hacia Bezos no sólo hacia su potencial como empresario sino como hombre, pero éste no ha respondido ante la polémica. ¿A caso Musk continuará el acto?