La energía expresiva y el encanto resplandeciente de Julia Roberts han quedado plasmados en Happy Diamonds, la campaña más reciente de Chopard para su icónico reloj Happy Sport, creada por el reconocido cineasta Xavier Dolan

Personificando los valores de Chopard de la Joie de Vivre, la actriz brilla en diamantes mostrando el modelo que, al igual que ella, se muestra como un ícono contemporáneo. 

El concepto

Chopard vive una interminable historia de amor con el mundo del cine y por ese motivo Caroline Scheufele ha recurrido a las diferentes perspectivas de los artistas contemporáneos de mayor talento para orquestar este cortometraje como si de un orfebre se tratara. 

También puedes leer:

Zendaya impresiona en los Oscar portando diamantes de 6 millones de dólares

Cartier: Destellos que hipnotizan con su movimiento felino

Para lograr capturar esta esencia, Chopard recurrió a Xavier Dolan, un extraordinario director que ha demostrado un enorme talento que, a través de su mirada, proyecta la fuerza de las singularidades.

Junto a Roberts, el cineasta creó un ambiente que nos muestra del devenir de los diamantes que captan a través de su alegre movimiento un enorme y palpitante abanico de aspiraciones liberadores en una volcánica fusión de alegría y libertad. 

Cada elemento de Happy Diamonds como la coreografía, la música, la fotografía y el estilismo fueron elegidos de manera minuciosa y coherente para comunicar un despliegue de energía irresistible.

Julia Roberts y Chopard estaban destinados a encontrarse, y el resultado es sensacional.

En tendencia: Hublot logra una nueva proeza: crear un reloj de zafiro puro

El ícono relojero 

Chopard
Foto: Cortesía Chopard.

Hacer brillar al mundo que los rodea con un suave gesto, transmitir una cascada de Joie de Vivre: esta es la misión de los diamantes móviles, bautizados como Happy Diamonds por la madre de Caroline Scheufele, que exclamó la primera vez que los vio: 

Estos diamantes son más felices en libertad. 

Alojados dentro de una cápsula de oro casi invisible, son una extensión de la vida y de los movimientos de la mujer que los lleva a modo de talismán.

Julia Roberts, volcada en un paso a dos endiablado con sus diamantes móviles, personifica un diálogo alegre y vivificante, un elixir de Joie de Vivre, donde la libertad, la luz y la electricidad se disputan los favores de una sonrisa encantadora.

Una energía locamente inspiradora: desde los Happy Diamonds hasta la mirada de los espectadores existe todo un mundo que se ilumina y que toma vida a través de la gracia de un gesto tan íntimo como poderoso.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí