Recope, una compañía de combustibles ubicada en Costa Rica, publicó este lunes una convocatoria para la construcción de una terminal marítima en la costa del Pacífico.

Con 234 millones de dólares, se estima que el proyecto mejore la seguridad energética utilizada para delimitar un segundo punto de importación. Esto se debe a que actualmente, las operaciones de internación se trasladan únicamente a la terminal de la compañía estatal en Món, el Caribe.

Le invitamos a leer: Southwest Airlines reactivará sus vuelos a Costa Rica a partir de junio

El sitio de Bnamericas informó que de igual forma se descentralizarán las existencias en dicha instalación. La terminal del Pacífico se concentrará en manejar GLP, aunque el diésel y la gasolina son recursos que aún no quedan excentos, pues se contemplan en caso de una contingencia.

El combustible GLP es uno de que mayormente ha crecido en Costa Rica, por lo cual forma parte de los incetivos realizados hacia la transición energética.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Las partes de la obra contemplan un sistema de importación costa afuera tipo monoboya que se conectará a la terminal Barranca por medio de un par de líneas submarinas de 4.7 kilometros, cuatro esferas de almacenamiento para GLP y sistemas auxiliares, notificó Bnamericas.

Se programó para el 14 de mayo una visita al terreno, por lo que se comenzarán a recibir ofertas a partir del 9 de julio del año en curso. Si desea consultar todas las bases de la convotaria, el sistema de compras públicas de Costa Rica dispuso para todos los interesados la información del proyecto en sicop.go.cr.

Se prevé que la construcción comience en 2022 y se de inicio a las operaciones en 2024.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica