EFE.- El presidente colombiano, Iván Duque, dijo este miércoles que no descarta decretar el estado de conmoción interior debido al empeoramiento del orden público en algunas ciudades del país debido a las protestas que dejan al menos 24 muertos y más de 800 heridos.

“Se han aplicado en el pasado conmociones interiores focalizadas, yo no estoy diciendo ni que lo voy a hacer ni que es inminente, lo que estoy diciendo es que no renunciamos a ninguna herramienta que nos dé la Constitución y la ley para proteger a los ciudadanos”, manifestó Duque en una entrevista con la emisora Blu Radio.

Según la Constitución de Colombia, la conmoción interior es un estado de emergencia que puede ser declarado por el presidente cuando existan graves perturbaciones del orden público que atenten de manera inminente contra la estabilidad institucional.

También le da al mandatario poderes excepcionales con los que incluso podría expedir leyes y decretos o, contratar directamente, entre otros asuntos.

Le puede interesar: ONU pide a Colombia cumplir acuerdo de paz con las FARC

Duque hizo estas declaraciones horas antes de que miles de colombianos salieran nuevamente a las calles del país en el comienzo del segundo “paro nacional” de protesta contra su Gobierno.

De otro lado, el jefe de Estado también dijo que no descarta reuniones con líderes políticos y de otros sectores, al ser preguntado sobre un ofrecimiento de mediador que le hizo el martes el expresidente Juan Manuel Santos.

El premio Nobel de Paz manifestó su disposición para reunirse con Duque y así ayudar a buscar salidas a la crisis por las protestas sociales y la violencia policial que sacuden al país.

“No soy persona de sesgos. Muchas personas me decían si me reuniría con Rodrigo Londoño Timochenko (exjefe de la antigua guerrilla de las FARC), me he reunido con él. Si lo he hecho con él, ¿cómo no me voy a reunir con otros dirigentes políticos? Los espacios de conversación uno no los puede cercenar”, afirmó Duque.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El presidente de Colombia aseguró que hay manos criminales detrás de las turbas que han cometido vandalismo en los últimos días en ciudades como Bogotá y Cali.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, informó que al menos 72 civiles y 19 policías fueron heridos en la asonada de anoche, en la que vándalos atacaron al menos 23 estaciones de policía, una de las cuales fue incendiada con diez agentes adentro.

Por su parte, la Policía dijo que fueron 25 los Comandos de Atención Inmediata (CAI) atacados por turbas y que de ellos tres fueron destruidos en su totalidad.