Bill Gates y Melinda French Gates ya están repartiendo su enorme fortuna y, en el proceso, Melinda se ha convertido en una nueva multimillonaria en sí misma.

El vehículo de inversión de Bill, Cascade Investment, transfirió 1.800 millones de dólares en valores a Melinda el lunes 3 de mayo, el mismo día en que la pareja anunció su sorpresivo divorcio, según documentos de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Eso hace que Melinda valga al menos US$1.800 millones, mientras que la transferencia de acciones hace una ligera mella en el patrimonio neto de Bill, que cayó a un estimado de US$128.600 millones, de los US$130.400 millones que tenía. Incluso después de la transferencia de diez cifras, el cofundador de Microsoft sigue siendo la cuarta persona más rica del mundo.

Le puede interesar: Bill y Melinda Gates anuncian que se van a divorciar

Melinda recibió 2,94 millones de acciones de AutoNation y 14,1 millones de acciones de Canadian National Railway Co., que tienen un valor de US$309 millones y US$1.500 millones respectivamente.

Bill utiliza Cascade Investment, una sociedad de cartera con sede en Kirkland, Washington, para administrar su dinero, incluidas las ganancias de la venta de acciones de Microsoft. Bill en un momento era dueño de una porción significativa de Microsoft, pero ha cedido (a la Fundación Gates) o vendido la mayor parte de su participación a lo largo de los años y ahora tiene menos del 1%.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Es casi seguro que la transferencia de acciones forma parte del acuerdo de divorcio de Bill y Melinda. Si bien no está claro si firmaron un acuerdo prenupcial, según la presentación de su divorcio, Bill y Melinda le pidieron a un juez en el estado de Washington que dividiera sus activos según los términos de un contrato de separación, un documento que generalmente se firma cuando los cónyuges viven separados pero aún no se han divorciado Los términos del contrato no fueron divulgados. Bill también pudo haber transferido otros activos a Melinda en transacciones no públicas.

Un portavoz de Bill Gates no respondió a una solicitud de comentario por parte de Forbes.

Por: Rachel Sandler | Forbes Colombia