Por William Oliva

La Nasa ha afirmado que es imposible evitar que un asteroide impacte contra la Tierra con la tecnología actual; sin embargo, el multimillonario Elon Musk tiene otro punto de vista.

Los científicos afirman que, aunque supiéramos con unos seis meses de anticipación que un gran cuerpo celeste impactará contra el planeta no habría forma de evitar la catástrofe.

Sin embargo, de acuerdo con el sitio de El Confidencial, la respuesta que les envió Elon Musk, el dueño de Space X y pionero de enviar una colonia de humanos a poblar Marte, es sencilla: “Necesitamos cohetes más grandes y avanzados” para que puedan desviar el asteroide.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Recientemente, nueve científicos llevaron a cabo una simulación hipotética en la que llegaron a la fatal conclusión: “Si tuviéramos que afrontar este escenario en la vida real, no seríamos capaces de lanzar ninguna nave en un plazo tan corto con la tecnología actual”.

Y es que las conclusiones no son nada alentadoras: si un asteroide de 35 a 700 metros impactara en el corazón de Europa, destruiría desde Dinamarca hasta Grecia y eliminaría “totalmente” a Alemania. Además, “dejaría gravemente a Francia, los países escandinavos, Polonia, Rusia, Ucrania, Turquía y Egipto, entre otros”.

Ante esta hipotética tragedia, el único consejo de los científicos es la evacuación de millones de personas hacia un lugar seguro.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Sin dudarlo, Elon Musk respondió que se necesitan cohetes más avanzados capaces de llevar dispositivos nucleares suficientemente potentes para que puedan llegar con anticipación al cuerpo celeste y desviar su órbita.

¿Sería posible?