Por Daniel Monge

Hacer pedidos “online” a través de plataformas de e-commerce es la orden del día. Desde pedir nuestro sushi favorito y la compra de la semana, hasta muebles y equipo electrónico con tan solo tocar un botón, las circunstancias actuales han aumentado nuestra relación con  las apps para mantener un grado de normalidad en nuestro quehacer diario. Pero por cada entrega que nos llega, la tecnología que lo hace posible también entrega conveniencia, seguridad y apoyo a la actividad económica.

La innovación que impulsa el e-commerce y las apps de servicio de entrega ha sido clave en este periodo extraordinario, ayudando a dar algo de continuidad al consumo. Hoy, a más de un año desde que se desató la pandemia, ya tenemos la perspectiva para apreciar la verdadera huella de la transformación digital. Un claro ejemplo son los restaurantes que ofrecen sus platillos en apps de entrega.

Leer: La innovación es la salida de la crisis sanitaria y económica en CA: BCIE

Además de mantener los restaurantes conectados con sus consumidores durante la emergencia (y en cumplimiento con normativas para salvaguardar la salud pública), estas apps también ayudan a mantener una actividad económica en tiempos de retos. En el caso de Uber Eats a nivel global, hubo un aumento en el registro de pequeños y medianos restaurantes en la app, quienes aumentaron sus pedidos en más de un 40% durante el periodo de febrero a abril. También, los auto registros de PYMEs en la app crecieron un 70% durante el mismo período.

Más allá de apoyar a los restaurantes al impulsar sus ventas, los restaurantes en Uber Eats también se benefician de información valiosa que los dota con conocimientos que pueden aprovechar para repensar sus modelos operacionales. Armados con este “business intelligence”, los restaurantes tienen un mejor y más preciso conocimiento de sus consumidores, sus comportamientos, y desempeño general de su negocio, y así están mejor capacitados para hacer ajustes operacionales eficazmente.

MAYOR VARIEDAD Y ACTIVIDAD ECONÓMICA

A medida que más personas acuden a las apps para realizar sus pedidos desde la seguridad y comodidad del hogar, estas plataformas también hacen ajustes para cumplir con las necesidades de las personas. Uber Eats, por ejemplo, ha expandido la diversidad de PYMES en la app más allá de los restaurantes, incorporando establecimientos como farmacias, tiendas de conveniencia, floristerías, licorerías y más.

Esta variedad aumenta la viabilidad económica de los socios repartidores responsables de llevar los platillos y otros artículos a domicilio. La plataforma supone para estas personas, hombres y mujeres comprometidos con mantenerse productivos a pesar de los retos, una fuente de ganancia adicional que, a su vez, aporta a la actividad económica de la comunidad inmediata.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La adopción de la transformación digital por las PYMEs era inevitable para que estas pudieran mantener su competitividad, pero COVID-19 aceleró el proceso. Al llevarnos a todos – incluidas las empresas y personas – a una vida cada vez más digital, vemos el impacto y alcance de la tecnología como vehículo para apoyar el desarrollo y fortalecimiento de los ecosistemas de negocios, haciéndolos más resilientes ante futuras crisis.

*Es gerente general de Uber Eats en Centroamérica.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.