EFE.- El secretario de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) de EU, Alejandro Mayorkas, aseguró este viernes que su Gobierno rediseñó el proceso de tramitación de los casos de menores inmigrantes que llegan solos al país.

Mayorkas explicó en una rueda de prensa durante una visita a Texas que con este cambio el Ejecutivo pretende priorizar el envío de los menores a albergues equipados para atenderlos y reducir así su tiempo de permanencia en centros de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), que no están preparados para acoger a niños y adolescentes.

En ese sentido, consideró que “no son lugar para un niño” las instalaciones de la CBP, encargada de vigilar la frontera con México y de gestionar los casos de los inmigrantes indocumentados detenidos.

Por ello defendió que los menores sean trasladados a albergues que administra el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) hasta que sean reunidos con sus padres, familiares o patrocinadores en Estados Unidos.

Le puede interesar: Biden no ha localizado a todos los niños que Trump separó de sus padres

Mayorkas visitó este viernes junto a un grupo de congresistas el centro de detención de migrantes de Donna, en Texas, que en marzo desencadenó una polémica después de que varios legisladores lo visitaran y difundieran fotografías de menores hacinados.

Mayorkas reiteró que está cumpliendo con las órdenes del presidente del país, Joe Biden, y de la vicepresidenta, Kamala Harris, “no solo de construir, sino de reconstruir mejor” el sistema migratorio, al considerar que la Administración del exmandatario Donald Trump (2017-2021) lo dejó desmantelado.

En los últimos meses, se ha disparado el número de indocumentados que llegan a la frontera desde México, entre los que hay muchos menores solos.

Estos niños y adolescentes han estado permaneciendo más de las 72 horas previstas por ley en centros de la CBP antes de ser trasladados a instalaciones del HHS.

Solo en marzo pasado 18,890 menores de edad fueron interceptados en el linde con México, el doble que en febrero y la cifra máxima para un solo mes desde que la CBP empezó a contabilizar esos datos en 2009.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Mayorkas indicó este viernes que a fecha del 28 de marzo 5,767 niños estaban bajo custodia de la CBP un promedio de 133 horas, mientras que este viernes hay unos 700 menores de edad, cuya estadía es de una media de 26 horas.

En el caso de Donna, afirmó que hay 344 menores que aguardan aproximadamente 24 horas para ser trasladados a un albergue, frente a los 3.700 que llegaron a atender en marzo pasado, con un tiempo de espera de 139 horas.