DW.- Elon Musk, CEO de Tesla, ha exagerado las capacidades del sistema avanzado de asistencia al conductor de la compañía, según ha declarado el director del software Autopilot, CJ Moore, de la empresa al Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV por sus siglas en inglés). Los comentarios provienen de un memorando publicado por el grupo de transparencia legal PlainSite, que obtuvo los documentos a partir de una solicitud de registros públicos.

Fue la última revelación sobre la creciente brecha entre lo que Musk dice públicamente sobre Autopilot y lo que Autopilot puede hacer realmente. Y coincide con que Tesla está siendo objeto de un mayor escrutinio después de que un vehículo Tesla sin conductor se estrellara en Texas, matando a dos hombres.

Fuera de la realidad

“El tuit de Elon no coincide con la realidad de dicha ingeniería: Tesla está en el Nivel 2 actualmente”, dijo el DMV de California en la nota sobre su conferencia telefónica del 9 de marzo con representantes de Tesla, incluyendo el director del software Autopilot, CJ Moore. La tecnología de nivel 2 se refiere a un sistema de conducción semiautomatizado, que requiere la supervisión de un conductor humano.

Le invitamos a leer: Inviertan, pero no los ahorros de su vida en criptomonedas: Elon Musk

En una llamada de ganancias en enero, Musk dijo a los inversores que estaba “muy seguro de que el coche será capaz de conducirse a sí mismo con una fiabilidad superior a la humana este año.” (Todo parece indicar que el DMV se refería a dichos comentarios de enero, que Moore malinterpretó como un tuit de Musk).

El pasado mes de octubre, Tesla introdujo un nuevo producto llamado “Full Self-Driving” (“conducción autónoma total”, FSD por sus siglas en inglés) beta para los propietarios de vehículos en su Programa de Acceso Temprano. La actualización permitía a los conductores acceder al sistema de asistencia al conductor parcialmente automatizado de Autopilot en las calles de la ciudad y en las carreteras locales. El programa de acceso temprano se utiliza como una plataforma de pruebas para ayudar a limar los errores de software. En la nota del DMV, Tesla dijo que a partir del 9 de marzo había 824 vehículos en el programa piloto, incluyendo 753 empleados y 71 no empleados.

Contradicen a Elon Musk

Musk ha dicho que la compañía estaba manejando la actualización del software “con mucha cautela”. Se espera que los conductores sigan manteniendo las manos en el volante y que estén preparados para asumir el control de su Tesla en cualquier momento. Pero también ha ofrecido elevadas predicciones sobre la capacidad de Tesla para alcanzar la plena autonomía que entran en conflicto con lo que sus propios ingenieros están diciendo a los reguladores.

Es poco probable que Tesla consiga la autonomía de nivel 5 (L5), en la que sus coches pueden conducir por sí mismos en cualquier lugar, bajo cualquier condición, sin ninguna supervisión humana, para finales de 2021, según dijeron los representantes de Tesla al DMV.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

No es la primera vez que las comunicaciones privadas entre Tesla y el DMV contradicen las declaraciones públicas de Musk sobre las capacidades autónomas de su empresa. En marzo, PlainSite publicó unas comunicaciones del pasado mes de diciembre entre el consejero general asociado de Tesla, Eric Williams, y el jefe de la rama de vehículos autónomos del DMV de California, Miguel Acosta. En ella, Williams señala que “ni el Autopilot ni la capacidad FSD son sistemas autónomos, y actualmente ninguna característica que los comprenda, ya sea de forma singular o colectiva, es autónoma o hace que nuestros vehículos sean autónomos.” En otras palabras, la beta de FSD de Tesla es de conducción autónoma solo de nombre.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW Logo
DW Logo