EFE.- La compañía biotecnológica alemana BioNTech, que ha desarrollado con la estadounidense Pfizer una vacuna contra el COVID-19, ha tenido en el primer trimestre ganancias de un beneficio neto de 1,128.1 millones de euros (unos 1,372 millones de dólares), en comparación con los 53.4 millones (unos 65 millones de dólares) que perdió en el mismo período del año anterior, gracias a esta vacuna.

BioNTech ha informado este lunes de que también logró en el primer trimestre un beneficio operativo de 1,662.2 millones de euros, frente a una pérdida de 59.3 millones de euros un año antes.

Las ganancias de BioNTech se incrementaron hasta 2,048.4 millones, casi 74 veces más que hace un año, cuando fue de 27.7 millones de euros.

El cofundador y consejero delegado de la compañía Ugur Sahin dijo que BioNTech ha suministrado su vacuna contra el COVID-19 a “más de 90 países y territorios” y “expanden el acceso a nuevas poblaciones y regiones geográfica”.

Le puede interesar: BioNtech/Pfizer aspiran a producir 2,500 millones de vacunas en 2021

Sahin dijo al ser preguntado por la posibilidad de que se suspendan las patentes de las vacunas contra el covid-19 que entienden “la importancia de la distribución global de nuestra vacuna” y destacó que la han suministrado a más de 90 países.

El consejero delegado de BioNTech considera que lo importante es “seguir asegurando que la vacuna que se produzca en Estados Unidos y Europa llegue a países en desarrollo” y no ve ningún valor en liberar las patentes.

Sahin destacó que BioNTech afronta las nuevas variantes que surgen del virus.

Hasta el pasado 6 de mayo BioNTech y Pfizer han suministrado 450 millones de dosis de su vacuna BNT162b2 a 91 países y territorios.

Además han firmado acuerdos para suministrar más de 1,800 millones de dosis de BNT162b2 en 2021 y ha firmado los primeros contratos para el 2022 y más allá de esa fecha.

Leer: BioNTech y Pfizer piden autorización a EMA para vacunar a adolescentes

La Comisión Europea (CE) ha aprobado un contrato por 1,800 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, según informó este sábado la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen.

BioNTech va a producir su vacuna en Singapur, donde va a establecer en Singapur su nueva sede en Asia con el apoyo del Consejo de Desarrollo Económico de Singapur.

La nueva fábrica, que comenzará a construirse este año, podría comenzar en 2023 a producir vacunas basadas en el ARN mensajero para la demanda regional y global.

BioNTech espera una capacidad de producción anual de la BNT162b2 de 3,000 millones de dosis a finales 2021 y tener una capacidad de producción mayor a esta cantidad en 2022.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Pfizer y BioNTech realizan ahora estudios clínicos para lograr la aprobación de su vacuna para niños de 6 meses y hasta once años, y para conseguir más datos en mujeres embarazadas sanas.

Antes del final de este año solicitarán la aprobación para un uso de emergencia de su vacuna contra el COVID-19 entre niños de todas las edades.

BioNTech también va a entrar en la fase final de prueba de tres de sus programas oncológicos en un futuro próximo y prevé lanzar múltiples nuevos productos los próximos cinco años.