EFE.- Científicos en Estados Unidos han desarrollado un dispositivo portátil que detecta con gran fiabilidad y en menos de 30 minutos el COVID-19 a partir de una muestra de saliva, según informan en un estudio publicado este martes en Nature.

Este nuevo dispositivo, del que muchos componentes pueden fabricarse con una impresora 3D, efectúa pruebas de COVID-19 capaces de detectar una sola partícula viral por cada gota de líquido de 1 microlitro, destacan en un comunicado los investigadores.

“Hemos desarrollado una prueba rápida, altamente sensible y precisa, y un dispositivo portátil que funciona con un batería para test de COVID-19 que puede usarse en cualquier lugar y en cualquier momento”, explica, Huimin Zhao, principal autor de este trabajo.

Aunque se trata aún de un prototipo, estiman que su coste podría situarse por debajo de los 78 dólares (unos 65 euros), mientras que el precio de los reactivos y otros elementos necesarios para efectuar las pruebas rondaría los 6 o 7 dólares (menos de 6 euros) por cada test.

Le puede interesar: British Airways prueba un test de antígenos con resultados en 25 segundos

Los investigadores recuerdan que la tecnología existente para detectar el COVID-19 es compleja, cara, lenta y aparatosa, por lo que debe estar en manos de analistas expertos.

Por contra, celebra Zhao, cualquiera que esté mínimamente capacitado y tenga cuidado al introducir las muestras podrá operar este nuevo dispositivo portátil.

Su desarrollo ha sido posible gracias a los avances efectuados recientemente por el equipo de Zhao, que descubrió un sistema para producir enzimas de restricción artificiales que pueden programarse para reconocer y escindir genes específicos en el genoma de un organismo.

Una vez introducidas en el dispositivo, las guías de ADN que llevan estas enzimas marcan los genes virales de interés con un tinte que emite una fluorescencia después de ser escindidos, lo que indica que se trata de una prueba positiva.

Leer: Un test falso que “detecta” la covid al contener el aliento circula en redes

Con esta nueva tecnología, denominada Pruebas Escalables y Portátiles (SPOT, sus siglas en inglés), no es necesario recurrir al complejo proceso de enfriado y calentamiento al que se somete a cada muestra en muchos de los test disponibles actualmente.

Además, SPOT puede detectar múltiples genes en cada muestra, lo que aumenta su fiabilidad respecto a las pruebas de un solo gen, que pueden arrojar resultados incorrectos o no concluyentes.

Otra ventaja, observan los autores, es que solo necesita saliva y elimina la necesidad de obtener muestras a través del hisopado nasal.

En sus ensayos, el equipo de expertos evaluó la eficacia de SPOT con el análisis de 104 muestras de saliva. Así constataron que identificó con precisión 28 de 30 muestras positivas de SARS-CoV-2, el coronavirus que provoca el COVID-19, y 73 de 74 muestras negativas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“De acuerdo con los datos disponibles, la precisión de nuestro test es comparable o mejor que otras pruebas de SARS-CoV-2”, indica Zhao.

Asimismo, los investigadores probaron SPOT con muestras que contenían o no el virus de la influenza, el nuevo coronavirus y otros tres coronavirus humanos, y demostraron que identifica el SARS-CoV-2, tanto si había otros virus presentes o no.

“Estamos interesados en explorar esta tecnología para detectar también otras enfermedades. Una ventaja clave de esta tecnología es su capacidad de multiplexación, así que, en teoría, podremos detectar muchos virus a la vez usando el mismo dispositivo”, concluye Zhao.