La pandemia por COVID-19 resaltó la importancia de construir una sociedad digital. Esto, como un factor clave para el crecimiento económico, el sistema financiero y los procesos industriales. La nube y la ciberseguridad fueron las tecnologías con mayor crecimiento durante la emergencia sanitaria.

“Ante la llegada del COVID-19, el Internet nos permitió modificar nuestra manera de trabajar y convivir. El teletrabajo, la educación a distancia y el comercio electrónico tomaron auge gracias a esta tecnología”, dijo Erika Domínguez, directora de Comunicación y Planificación Estratégica de KIO Networks.

En ese sentido, Domínguez detalló que durante el año en curso la nube pública y la ciberseguridad, alcanzarán crecimientos del 21% y del 11%, respectivamente.

Explicó que durante la pandemia el Internet se convirtió en un factor para desarrollar una sociedad digital y el funcionamiento de las organizaciones. Ejemplificó que, de acuerdo con la empresa de investigación Gartner, los servicios de automatización en América Latina representarán 987.9 millones de dólares (mdd) para este año. Indicó que serán más de 1,800 mdd para el 2025.

Agregó que el estudio Hábitos Digitales de la Comunidad Médica en México, realizado por la Asociación de Internet, dio a conocer que 44% de los médicos actualmente ya realizan consultas virtuales. De los especialistas que consultan por internet, el 88% lo hace desde su celular y el 78% lo hace sin salir de su hogar.

Leer: Tecnología: el gran facilitador para el futuro

Brechas para construir una sociedad digital

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que la brecha de acceso a las tecnologías digitales puede ser un nuevo rostro de la desigualdad para la construcción de una sociedad digital. Esto, a través del informe Perspectivas económicas de América Latina 2020.

Además, el documento detalla que en 2018 el 68% de la población utilizaba Internet con regularidad. Esto es casi el doble de la proporción de 2010, pero por debajo del promedio del 84% de la OCDE. “El acceso, la conectividad y la calidad de la conexión siguen siendo desiguales”, señala.

En ese sentido, la directora de KIO Networks apuntó que de acuerdo con We Are Social y Hootsuite, en Guatemala hay 11.7 millones de personas conectadas a Internet.

Sin embargo, solo el 8% de los hogares guatemaltecos tuvieron acceso a Internet de banda ancha durante el 2020. Esto, según la consultora Kantar.

“Para cerrar la brecha tecnológica, la Cepal ha recomendado la creación de una canasta básica integrada por una computadora portátil, un teléfono inteligente y una tableta. Además, ha puesto como prioridad la construcción de una sociedad digital inclusiva, la transformación y seguridad digital, entre otras”, concluyó Domínguez.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook