La pandemia afectó severamente al sector inmobiliario. Y así como devastó a ciertos sectores, favoreció a otros que se recuperan a paso veloz. Aquí el diagnóstico de JLL.