Luego de que el Congreso de Guatemala aprobó las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado, la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC) manifestó que las modificaciones a la norma abren la puerta para mayor opacidad en el gasto público.

Con una amplia mayoría, los legisladores aprobaron la expansión del gasto de 90,000 a 200,000 quetzales (aproximadamente 11,675 y 25,945 dólares). Esto, bajo el argumento de contribuir a fortalecer la transparencia en los procesos de contrataciones públicas.

En torno a la Ley de Contrataciones del Estado, la CGC aseguró que la ampliación del monto para las compras directas y de baja cuantía desincentiva la aplicación de metodologías competitivas. Además, apuntó que es un retroceso en la transparencia en los procesos, dando lugar a mayor discrecionalidad en las adquisiciones públicas de Guatemala.

La cámara reconoció que se deben generar reformas legales que permitan agilizar los procesos de licitación y cotización. Sin embargo, expuso que limitar las reformas a la ampliación de montos no atiende el problema.

Leer: Reforma a Ley a Zonas Francas generará más inversión: AZOFRAGUA

Una discusión para la Ley de Contrataciones del Estado

Ante ello, resaltó la importancia de revisar marcos normativos a nivel de reglamentos, políticas públicas, marcos institucionales y la capacidad de gestión. Asimismo, solicitó promover una discusión del sistema de adquisiciones, la cual no debe circunscribirse a la reforma de la Ley de Contrataciones del Estado.

La CGC hizo un llamado al Ejecutivo de Guatemala, al Congreso de la República y a la Contraloría General de Cuentas, así como al sector privado, a la academia y a la sociedad civil, para generar un análisis ante las modificaciones aprobadas. Esto, con el objetivo de crear un sistema de contrataciones públicas con eficiencia y transparencia en el gasto público.

“Instamos a un actuar ético y transparente en todos los procesos de contrataciones. Evidenciar la transparencia del gasto es clave para una adecuada rendición de cuenta”, concluyeron.

Cabe recordar que durante la discusión y aprobación del dictamen, Allan Rodríguez, presidente del Congreso, aseguró que se cumplió con una promesa de Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, para fortalecer los gobiernos municipales.

En tanto, el Movimiento Semilla acusó que la iniciativa facilita acuerdos entre comprador y vendedor. Sin embargo, no hay ofertas, bases o competencia. Además, la diputada Lucrecia Hernández resaltó que el incremento del monto no resuelve los problemas de ejecución presupuestaria, sino que abre espacios de corrupción.

Con información de Marisol Velázquez

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook