Tras las medidas de distanciamiento físico impulsadas para prevenir contagios de COVID-19, las empresas tuvieron que digitalizar sus funciones. Sin embargo, el aumento del uso de la tecnología representó un incremento en los ciberataques, por lo que el uso de la Inteligencia Artificial (IA) es esencial para la ciberseguridad.

Knogin Latam, empresa de ciberseguridad, explicó que tras la digitalización y el aumento de manejo de datos, las alertas de seguridad difícilmente pueden ser procesadas por el humano. Por ello, la tecnología es un aliado para resguardar la información.

“Una empresa que genera 100 mil eventos por día cuenta con cuatro personas para manejarlo y le toma a cada miembro un promedio de 30 minutos para cada evento, eso son solo 16 alertas valoradas por día por persona o 64 para todo el equipo”, ejemplificó Mauricio Rojas, director comercial de Knogin Latam.

Rojas citó que Deloitte reveló que desde marzo de 2020, 62% de las compañías en el mundo, aseguran haber recibido más ciberataques. Mientras que, Google dio a conocer que ocurre un ciberataque cada 39 segundos.

El director comercial de Knogin Latam reconoció que la participación humana es esencial. Pero agregó que la tecnología es mejor en tareas que requieren mayor velocidad y precisión.

Le invitamos a leer: En Latinoamérica crece percepción de ciberataques por la pandemia

Detalló que la Inteligencia Artificial está diseñada para brindar la capacidad de respuesta completa de la mente humana y el aprendizaje automático. Dijo que utiliza patrones de comportamiento existentes, formando una toma de decisiones basada en datos y conclusiones pasadas.

“La Inteligencia Artificial es una forma de entrenar a las computadoras para que puedan realizar acciones que los humanos hacen, pero reduciendo el tiempo. Identifica la coincidencia de patrones para detectar comportamientos fuera de lo común”, declaró.

Funciones de la Inteligencia Artificial para prevenir ciberataques

A través de un sondeo a 150 directivas y directivos de México y Centroamérica, KPMG México reveló que el 66% consideró a la IA como la tecnología de mayor impacto en el futro.

Rojas sostuvo que el uso de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático permite tener tiempos de respuesta más alto a las amenazas. Indicó que también evita errores en los procesos.

Además, identifica y predice nuevas amenazas, ya que relaciona los puntos en común entre nuevos ataques y los identificados previamente.

El uso de estas dos tecnologías son esenciales para la ciberseguridad, dijo. Por esto, muchas herramientas de defensa serían obsoletas si no las han incorporado.

“Para la protección de la información de las empresas y personas es vital que las tecnologías incorporen el aprendizaje automático y la Inteligencia Artificial en materia de ciberseguridad. La tendencia será utilizar los mismos datos para automatizar las respuestas a ciberataques de una manera sincronizada en una amplia gama de sistemas”, concluyó el director comercial de la empresa en ciberseguridad.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter