Reuters.- China mira hacia el mar para ayudar a reducir el costo de la refrigeración de los centros de datos que albergan potentes computadores y servidores y también para reducir el consumo de las fuentes de energía tradicionales, en un sector conocido por sus elevadas necesidades de electricidad.

La provincia insular de Hainan, en el sur del país, ha iniciado las obras del primer centro de datos comercial submarino del mundo, cuya finalización está prevista para dentro de cinco años, según informó el lunes en su página web el regulador estatal de activos de Hainan.

Los centros de datos están equipados con estantes para servidores que almacenan y procesan datos de internet y que consumen grandes cantidades de energía para refrigerar sus redes informáticas. Los costos de energía representan hasta el 70% de los gastos de funcionamiento de un centro de datos en China, según las estadísticas de Greenpeace.

La empresa de tecnología marítima Highlander, que cotiza en la bolsa de Shenzhen, está colaborando con el gobierno local en la construcción y el proveedor de servicios de internet Beijing Sinnet Technology supervisará su funcionamiento en el futuro, dijo.

Ya se ha ultimado el diseño general del centro y se ha realizado un estudio inicial de una zona de la costa, añadió.

Le puede interesar: Xi y Putin inauguran plan para construir cuatro reactores nucleares en China

Algunos expertos afirman que un centro de datos submarino funcionaría con mayor eficiencia energética al aprovechar el agua de mar, siempre fría, pero otros se muestran escépticos sobre la rentabilidad de la inversión y la fiabilidad de las instalaciones submarinas.

“Aunque los gastos de energía podrían ser menores que los de los centros de datos terrestres, la inversión única al principio podría ser enorme”, afirma Yang Zhiyong, analista de CCID Consulting, una consultora de TI respaldada por el Estado.

“Soy escéptico sobre su rentabilidad”.

En el comunicado de Hainan no se indica el valor de la inversión. Tampoco estaba claro quién financiaría el proyecto.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

En 2018, Microsoft bajó un centro de datos no comercial del tamaño de un camión a unos 35 metros en el mar británico. El centro de datos en miniatura fue recuperado el año pasado y Microsoft declaró que el experimento fue un éxito.

El centro de datos de Hainan no es grande, con sólo 100 gabinetes de datos, cada uno de los cuales contiene varios estantes para servidores. Los centros de datos pequeños y medianos en tierra suelen albergar hasta 3,000 estantes de servidores cada uno.

“La tecnología de los centros de datos submarinos aún no está madura”, afirma Yang.

“Me temo que los clientes de internet probablemente no acudirán a él primero, ya que su mayor preocupación es la seguridad y la estabilidad de la infraestructura de datos”. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter