Costa Rica ya es miembro oficial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), luego de que concluyera su proceso de adhesión al organismo y se convirtió en Miembro, marcando un hito histórico en el marco de la celebración de sus 200 años de vida independiente.

Costa Rica es el cuarto país de Latinoamérica en sumarse y el miembro número 38 de esta organización.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Con el depósito del instrumento de ratificación del Acuerdo de Adhesión a la Convención de la OCDE ante las autoridades francesas, país sede de la Organización, Costa Rica se convierte en el trigésimo octavo miembro que la integra y el cuarto país a nivel latinoamericano en lograr formar parte de esta influyente Organización, clave en la gobernanza internacional.

Concluye así un riguroso proceso técnico de evaluación, mejora y adaptación de las políticas públicas nacionales a los más altos estándares internacionales. Para ello, la institucionalidad costarricense se abocó desde 2010 en este proceso y se impulsó la Hoja de Ruta para la adhesión en 2015.

Aún antes de su ingreso formal, Costa Rica ya ha tenido beneficios, al construir, con un gran espíritu reformador, una hoja de ruta para atender los retos estructurales que el país ha venido enfrentando por muchos años. El proceso implicó una importante agenda de reformas en áreas como: competencia, lucha contra la corrupción, manejo de residuos, estadísticas, buen gobierno de sus empresas estatales y el fortalecimiento del sistema financiero, entre otros.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El acompañamiento de la OCDE tiene por objetivo elevar la calidad de la gestión pública e instaurar una cultura de mejora continua en la institucionalidad costarricense y en servicios públicos de mayor calidad por medio de recomendaciones basadas en la evidencia y acordes con las mejores prácticas internacionales.