EFE.- El gobierno de República Dominicana defendió este jueves la necesidad de instaurar un “multilateralismo” renovado que permita afrontar de forma conjunta las consecuencias de la pandemia y que no limite la colaboración al ámbito sanitario.

La vicepresidenta de República Dominicana, Raquel Peña, apuntó en su intervención telemática en el Foro sobre Latinoamérica y el Caribe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que las consecuencias humanas y socioeconómicas de la actual crisis “no tienen precedentes” y que necesitan por ello “medidas excepcionales” y de alcance global.

La pandemia o el cambio climático, entre otros desafíos, deben conducir al diseño de “un nuevo paradigma” para República Dominicana que tenga en cuenta esas variantes, promueva un desarrollo sostenible o contribuya a actualizar las instituciones políticas a las nuevas tecnologías, sostuvo.

Le puede interesar: La actividad económica recupera los niveles prepandemia en RD

Peña destacó que todos los países han experimentado la necesidad de aumentar la deuda en un contexto de menor capacidad tributaria, y constató que los efectos multidimensionales de la actual crisis han afectado a todo el mundo “sin excepción”.

Por ello se congratuló de las conclusiones alcanzadas este miércoles en la reunión virtual iberoamericana de ministros de Hacienda y Economía, en la que sus participantes pidieron reducir las brechas de financiación entre las economías avanzadas y emergentes para impulsar la recuperación socioeconómica de República Dominicana.

Ese encuentro, según añadió, aprobó una importante declaración para promover las herramientas que permitan aumentar el acceso a las facilidades para la financiación de los países de renta media y abogó por buscar un marco común para la negociación de mecanismos de alivio de deuda. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook