Debido a la alianza entre el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y la Unión Europea (UE), se inició el programa de apoyo a la Copernicus Academy en Centroamérica con el seminario web “Necesidades y posibilidades” para el uso de la información geoespacial.

Esto, con el objetivo de contar con un plan de trabajo 2021-2022 que refleje las prioridades de la región para el uso de la información geoespacial. Con ello se busca crear redes de investigación y la utilización de los datos de Copernicus para la toma de decisiones frente a la gestión del riesgo de desastres.

A través de un comunicado, el SICA aseguró que también se desarrollan contactos con la red de Copernicus mediante networking. Principalmente para fomentar relaciones con investigadoras, investigadores y docentes europeos.

Señaló que la Estrategia Espacial Europea busca maximizar el impacto socioeconómico, incrementar la competitividad y la innovación. También aportar al empleo de calidad y crecimiento económico.

“La iniciativa Copernicus Centroamérica es un paso que persigue la capacitación y fomento de la excelencia a partir de los datos gratuitos brindados por el programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea”, detalló el Sistema de Integración.

Le puede interesar: La ONU y Japón enviarán al espacio satélite Morazán, el primero de Honduras

Puente de conocimiento para la información geoespacial

Por su parte, el secretario general del SICA, Vinicio Cerezo reiteró que la alianza entre la entidad y la Unión Europea permite extender un puente entre los logros tecnológicos más avanzados y las áreas más críticas para el desarrollo de los países miembros del SICA.

“Los esfuerzos que hemos desarrollado para crear estas redes de conocimiento, tanto con la academia como con otros organismos, nos permite ser más efectivos en sus aplicaciones sectoriales”, destacó.

Andreu Bassols, embajador de la UE en El Salvador y ante el SICA, indicó que este organismo ha desarrollado una estrecha cooperación con el SICA, arrojando los primeros resultados hace más de un año con la incorporación a la red Copernicus Academy.

“En la Unión Europea estamos convencidos que para que los miembros de la red sean capaces de ofertar nuevos desarrollos académicos basados en los datos espaciales aportados por los satélites, es indispensable que estén debidamente formados. De esta manera es como creemos que el programa Copernicus generará un auténtico valor agregado en la región centroamericana”.

Le puede interesar: ¡Histórico! El primer satélite guatemalteco Quetzal-1 ya está en órbita en el espacio

Satélite Morazán, un esfuerzo de integración

El año pasado, la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA) y la Agencia de Exploración Aeroespacial del Japón (JAXA) seleccionaron el satélite Morazán como ganador del Programa KiboCUBE.

El Satélite Morazán es el primero de Honduras y el tercero desarrollado en Centroamérica. El satélite viajará al espacio en coordinación del SICA y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). También colaborará la Universidad de San Carlos de Guatemala, la Universidad de Costa Rica y el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook