EFE.- El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, denunció este viernes en Madrid, la inequidad en el acceso a las vacunas contra el COVID-19 y el incumplimiento del mecanismo COVAX, que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la entrega de las dosis acordadas con el país centroamericano.

Rosales participó hoy junto a Carlos Madero, ministro Coordinador del Gobierno hondureño en la Tribuna organizada por EFE y Casa de América, que estuvo moderada por la directora de Internacional de la agencia española de noticias, Rosario Gasca.

En su intervención, el canciller destacó el compromiso del Gobierno de Honduras con la vacunación de la población, y señaló que a pesar de los impedimentos sigue siendo su prioridad, ya que la reconstrucción del país, devastado por los huracanes Eta e Iota “pasa por la inmunización de las personas”.

“Sabemos que ha habido algunos incidentes como que el Gobierno indio retuvo toda la producción de una de las farmacéuticas para poder aplicarlo primero allí, pero también nos hemos encontrado con la inequidad de que países grandes han comprado cinco vacunas por cada habitante, y esto nos deja a los países en vías de desarrollo con una limitante a pesar de tener los recursos y hacer una planificación para la adquisición de vacunas”, dijo Rosales.

Le puede interesar: Honduras ofrece a España oportunidad de negocios con su plan de recuperación

Llevar adelante la inmunización de la población hondureña en los plazos previstos, “no ha sido posible porque otros países han puesto órdenes mucho más grandes de las que nosotros podemos tener. En Honduras somos 9 millones de habitantes, habíamos priorizado aproximadamente unos cinco millones de personas elegibles que podrían ser vacunadas y el objetivo era llegar al 85% de ellas”.

En el viaje que Rosales y Madero han realizado por varios países europeos han hecho contratos con Pfizer, con Sputnik y confían en que “el mecanismo COVAX va a cumplir con los 1.9 millones de dosis que nos han prometido, de las que sólo han entregado unas 100,000. También con el seguro social hondureño que acaba de empezar a recibir de AstraZeneca“, explicó el canciller.

“Para nosotros era importante cubrir este porcentaje que a través del programa ampliado de inmunizaciones se había priorizado y para poderlo hacer necesitamos tener el acceso a la vacuna”, reiteró.

Rosales remarcó el “gran esfuerzo” que está realizando la administración hondureña “porque la reconstrucción pasa por tener inmunizada a la población. La zona productiva afectada por las tormentas Eta e Iota fue el Valle de Sula, que no solo es un motor agrícola, también un motor industrial importante en el área de la maquila y otras industrias, y necesitamos recuperar esas zonas”. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter