Reuters.- El principal experto en emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes que los esfuerzos por determinar el origen del COVID-19 están “envenenados por la política”, días después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a sus asesores investigar cómo surgió la pandemia.

Desde que en diciembre de 2019 se reportó por primera vez el brote de un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, los científicos han estado tratando de resolver el rompecabezas sobre dónde se originó el virus.

“Nos gustaría que todos separaran, si pueden, la política de la ciencia en este tema. Todo este proceso está siendo envenenado por la política”, dijo Mike Ryan a periodistas.

Le invitamos a leer: La OMS tendrá propuestas para seguir la investigación del origen del COVID-19

Un equipo dirigido por la OMS pasó cuatro semanas en Wuhan -en la región central de China- y sus alrededores junto investigadores locales y afirmó en un informe emitido en marzo que el virus probablemente se había transmitido desde murciélagos a humanos a través de otro animal.

El reporte de la OMS añadió que “la introducción causada por un accidente de laboratorio se consideraba una vía extremadamente improbable”.

Pero muchos políticos y varios científicos no están satisfechos con esa conclusión indeterminada.

Biden ordenó el miércoles a sus asesores que encontraran respuestas sobre el origen del virus, diciendo que las agencias de inteligencia estadounidenses estaban siguiendo teorías diversas que podrían incluir la posibilidad de un accidente de laboratorio en China.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Estados Unidos pidió el jueves a la OMS que lleve a cabo una segunda investigación sobre el origen de la pandemia en China.

“Cada país y cada entidad es libre de seguir sus propias teorías de origen, es un mundo libre”, dijo Ryan. “La OMS es una organización de estados miembros y buscamos trabajar con todos nuestros integrantes para buscar respuestas colectivamente”, añadió.