La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que de no triplicarse la inversión en soluciones basadas en la naturaleza para 2030, la brecha en las finanzas para la naturaleza alcanzará 4.1 billones de dólares en 2050.

Cabe mencionar que la reaseguradora Swiss R alertó que el mundo podría perder 18%de la producción económica para 2050 si no se combate el cambio climático. Debido a que la temperatura del planeta puede aumentar 3.2 grados centígrados.

Según el informe Estado de las Finanzas para la Naturaleza, elaborado por la ONU, para atender la pérdida de biodiversidad y la degradación de la tierra, se requiere invertir 8.1 billones de dólares en la naturaleza entre ahora y 2050.

El estudio evidenció que las inversiones anuales en soluciones basadas en la naturaleza deberán triplicarse para 2030 y multiplicarse por cuatro para 2050. Esto, a partir de la inversión en soluciones basadas en la naturaleza de 133,000 millones de dólares de 2018.

El estudio fue realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Foro Económico Mundial (WEF) y la Iniciativa de la Economía de la Degradación de la Tierra (ELD) de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) en colaboración con Vivid Economics.

Los autores exhortaron a los gobiernos, instituciones financieras y empresas a reducir la brecha de inversión colocando a la naturaleza en el centro de la toma de decisiones económicas en el futuro. 

Ante ello, resaltaron la necesidad de acelerar los flujos de capital hacia soluciones basadas en la naturaleza. Asimismo, hacer de la naturaleza un elemento central en la toma de decisiones relacionadas con los desafíos sociales.

Le puede interesar: LMD firma acuerdo con CC35 para combatir el cambio climático

Potencial de las soluciones basadas en la naturaleza

La ONU sostuvo que el cierre de la brecha financiera se puede lograr reconstruyendo de manera más sostenible después de la pandemia COVID-19. También creando otros incentivos económicos y regulatorios.

La Organización de las Naciones Unidas explicó que la naturaleza actualmente solo representa 2.5% del gasto en estímulos económicos proyectado a raíz de la COVID-19. En ese sentido, la ampliación de los flujos de ingresos de los servicios de los ecosistemas y el uso de modelos financieros combinados para atraer capital privado se encuentran entre las soluciones.

“La pérdida de biodiversidad ya le está costando a la economía global 10% de su producción cada año. Si no financiamos las soluciones basadas en la naturaleza se afectará la capacidad de los países para avanzar en la educación, la salud y el empleo”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA.

Le puede interesar: Costa Rica invertirá 54 millones de dólares para descarbonización y revertir cambio climático

La naturaleza desde el ángulo de los negocios y la inversión

El informe destaca que el financiamiento privado representa 14%. Por ello, la ampliación del capital privado para soluciones basadas en la naturaleza es uno de los desafíos centrales de los próximos años.

“Las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza no pueden sustituir a descarbonización de todos los sectores de la economía. Sin embargo, tiene la capacidad de contribuir al ritmo y la escala requeridos en la mitigación y adaptación al cambio climático”, señaló la ONU.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter