Recientemente el Banco Popular y de Desarrollo Comunal se convirtió en el primer emisor en realizar una emisión de Bonos Verdes en Costa Rica. La pública será colocada en su totalidad en el mercado local. Esto, además de financiar proyectos sostenibles busca la atracción de inversionistas extranjeros.

Para apoyar proyectos que atiendan el cambio climático, desde hace más de 10 años algunos países han emitido estos instrumentos de fondeo. Con ellos se puede financiar y refinanciar proyectos, sean nuevos o existentes, que contribuyan a la mitigación de las problemáticas ambientales.

En Costa Rica, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal colocará 50.000 millones de colones (80.7 millones de dólares) en Bonos Verdes a un plazo de 5 años.

María Brenes, directora de Negocios y Relaciones Corporativas de la Bolsa Nacional de Valores, aseguró en entrevista que Costa Rica tiene gran potencial, debido su compromiso ambiental que es reconocido a nivel internacional.

Al hablar de las acciones de Costa Rica para mitigar el cambio climático, indicó que el país es de las pocas naciones en emitir un Plan Nacional de Descarbonización.

Recordó que la emisión de Bonos Verdes en Costa Rica inició en 2018. En ese momento el Banco Nacional emitió 500 millones de dólares en estos instrumentos. La totalidad de los recursos se colocó en mercados internacionales.

“La diferencia con la emisión del bono del Banco Popular y de Desarrollo Comunal es que se está colocando el 100% para venderse en el mercado nacional”, sostuvo.

Le invitamos a leer: BID espera gran crecimiento de los bonos verdes en Latinoamérica

Inversión en Bonos Verdes en Costa Rica

Brenes apuntó que al ser un instrumento novedoso, aún se debe trabajar en su promoción y en la capacitación de empresas e inversionistas. Por el contrario, dijo que a nivel internacional los Bonos Verdes son altamente demandados.

“Cuando un país o una empresa sale a colocarse a mercados internacionales se encuentra con esa sobre demanda. Esto hace que las tasas de colocación sean mucho más favorables que las tasas de colocación que habían logrado con una emisión tradicional”, mencionó.

Por ello, enfatizó que Costa Rica, al ser el país un referente en materia ambiental, busca canalizar los recursos del exterior. “La intención también es atraer el interés de esos inversionistas internacionales que andan en búsqueda de este tipo de instrumentos”, mencionó.

Explicó que con la emisión de este primer Bono Verde en el mercado local se tiene la oportunidad de alcanzar las metas de descarbonización. También se pretende atraer capital extranjero. De esto modo se aportará al desarrollo de proyectos sostenibles y a la generación de empelo.

Le invitamos a leer: Bonos verdes cuentan con potencial para crecer en Latinoamérica: CBI

Costa Rica, un referente para Centroamérica

Por otra parte, la directora añadió que Panamá ha avanzado en la emisión de Bonos Verdes. Sin embargo, enfatizó que busca que la implementación de este instrumento pueda incentivar a que otros países de la región se sumen a la iniciativa.

Finalmente, recordó que la Bolsa de Valores de Costa Rica fue la primera en Centroamérica en adherirse a la iniciativa de Bolsa de Valores Sostenibles. Por ello, dijo, fue la primera en la región en asumir un compromiso por impulsar desde el mercado de capitales apoyo para el desarrollo sostenible.

“Estamos muy satisfechos de que haya sido un banco el que dio el primer paso en realizar una colocación de Bonos Verdes y darle la oportunidad a inversionistas locales de adquirirlos. Desde la Bolsa de Valores esperamos sea una de muchas emisiones de Bonos Verdes que se concreten en el mercado”, concluyó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook